25 febrero, 2024
ROTATIVO DIGITAL

Nueva Ley de Sociedades Cooperativas criminaliza al sector cooperativo: REDCOOP

La Nueva Ley General de Sociedades Cooperativas (NLGSC) que se pretende aprobar en la presente legislatura federal constituye una norma “restrictiva que criminaliza los procesos de articulación social para la creación de fuentes de trabajo y la generación de ingresos”, que se gestan bajo el amparo de la figura de sociedad cooperativa.

En una declaración política de la Red Nacional de Investigadores y Educadores en Cooperativismo y Economía Solidaria (REDCOOP http://redcoop.org.mx/) se establece que el nuevo ordenamiento legal que a toda prisa se pretende aprobar, representa un retroceso en el arduo y difícil camino por lograr dotar al movimiento cooperativo nacional de un marco jurídico adecuado

“Lejos de esta aspiración -se agrega- el proyecto de decreto que contiene la NLGSC se funda en la sospecha y la desconfianza hacia el movimiento cooperativo, al grado que prescribe todo un capítulo de infracciones, delitos y sanciones que se concretan en prisión de dos a siete años y multas de diez mil hasta treinta y cinco mil días de salario mínimo, las cuales pueden ser imputables a socios, directivos y empleados”.

La REDCOOP, organización nacional que aglutina a diversas instituciones de educación superior, entidades gubernamentales, asociaciones y sociedades civiles, entre otros organismos, advierte que, de aprobarse dicha ley, propiciará el aumento de la informalidad, la migración y la violencia social; “es un ordenamiento legal que no solamente no facilita el acceso al sistema cooperativo, sino que complica y dificulta enormemente la permanencia en el mismo”,

La “sobrerregulación, el burocratismo y la vigilancia excesiva son los rasgos distintivos del nuevo precepto legal. Además, “muchas de las disposiciones contenidas en la NLGSC son impracticables en la realidad actual y cotidiana del movimiento cooperativo nacional, como la obligación de afiliar a todos los trabajadores asalariados y a los socios que aporten su trabajo personal, a los sistemas de Seguridad Social previstos por la ley”.

Asimismo denuncian “la actitud sumisa, indolente, acrítica y servil de los diputados que forman parte de la Comisión de Fomento Cooperativo y Economía Social de la Cámara de Diputados, quienes, sin criterio propio alguno, asumiéndose como Cámara menor y de simple trámite, se han prestado a validar las iniciativas legislativas procedentes del Senado de la República, negándose reiteradamente a escuchar las propuestas de las organizaciones representativas del sector cooperativo nacional”.

“Afirmamos que es falso que la gran mayoría del sector cooperativo le haya manifestado su respaldo a la NLGSC” y hacen, por tanto, un llamado a los diputados federales para que reflexionen el sentido de su voto y rechacen el dictamen de ley respectivo.