22 febrero, 2024
ROTATIVO DIGITAL

LA DIGNIDAD TIENE VALOR…

Una vez pasada la jornada electoral, es tiempo de que los partidos derrotados, sobre todo Acción Nacional, se pongan a trabajar en serio.

Es clamor de los panistas activos y simpatizantes en todos los rincones del país, la urgente necesidad de un cambio de rumbo, donde se retomen las prácticas que excelentes resultados les habían dado y tuvieron su clímax en el año 2000 con la victoria del hoy vilipendiado Vicente Fox Quesada, por tener la razón.

Ese cambio debe comenzar desde arriba, es decir, desde el Comité Ejecutivo Nacional, aún encabezado por Gustado Enrique Madero Muñoz, pero no sólo se debe dar la renuncia del presidente, sino de todos y cada uno de los que tengan una cartera dentro de la estructura partidista y si también los empleados que no las tienen se van, mucho mejor, porque un resurgimiento debe iniciar desde raíz, no seguir manteniendo parásitos que contribuyeron a la debacle panista.

Por dignidad, se deben ir todos, la dignidad es el valor primordial de un ser humano y quien carece de ella, por seguir devengando un salario, por no tener otra actividad o por no contar con la preparación necesaria para desempeñar otras funciones, no tiene la calidad moral de seguir representando nada, porque los resultados están a la vista.

No me aparto, que en un momento dado, la membrecía (que no sean solo los consejeros, porque están comprometidos), ratifique a algunos de los salientes, pero ganarían mucho mostrando madurez, yéndose por decisión propia, saliendo por la puerta grande, no aferrándose a su única fuente de ingresos o, por lo menos, sí la más provechosa. Pero eso es algo que no vamos a poder ver.

Después del cambio nacional, o al mismo tiempo, -para evitar elecciones afines al nacional y salga la misma gata-, deberían darse los cambios en los Comités Directivos Estatales y finalmente los Comités Municipales, delegaciones o estructuras.

Pero no solo es elegir por elegir, se requiere gente comprometida, conocedora del espíritu partidista, de los estatutos, de los reglamentos y de toda la doctrina política que se ha acuñado durante los más de 72 años que lleva de fundado.

Deben olvidarse de los favoritismos, de los amiguismos, de los compadrazgos, de colocar en esos sitios a gente afín a los intereses de unos cuantos, sin carácter, sin carisma y sin la preparación partidista y política para obtener buenos resultados en las contiendas electorales. Pero que resultan fieles a sus intereses particulares.

Solo así, se retomarían las acciones que el partido implementó antiguamente y que la ciudadanía vio con buenos ojos, por eso los apoyó hasta el 2006, porque después de la elección presidencial se fueron perdiendo gubernaturas, alcaldías, diputaciones federales (2009) y locales, y las endebles dirigencias nacionales encabezadas por Germán Martínez Cazares, César Nava Vázquez y Gustavo Enrique Madero Muñoz, no hicieron nada para revertir los resultados que después del triunfo de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa se fueron dando. Quizás fue el resultado final de esa elección, que a muchos les dejó la duda de un posible fraude electoral, la política fallida de seguridad implementada por este o quizás otros factores, lo que fue provocando la pérdida de posiciones ganadas en las urnas, y sin embargo, nadie se dio cuenta de eso para tratar de poner remedio a lo que el día de hoy ya no lo tiene, y que, si no toman otras medidas urgentes y sobretodo necesarias, colocando cimientos fuertes para construir lo que nadie pueda derribar, no tardará un sexenio en recuperar, sino varios.

Hay activos valiosos, pero son a los que menos oportunidades les conceden, los grupos enquistados solo dan vuelta a ellos mismos, es necesario acabar con estos, o crear otros que de verdad aporten ideas y trabajo, no solo grilla. ¿Que aportaron los grupos en el estado?, nada, simple y sencillamente nada, de los 15 cargos a elección popular se perdieron todos (presidente, 2 senadores y 12 diputados) vergüenza debería de darles, pero es una palabra que desconocen.

Comité Directivo Estatal, por dignidad, renuncien todos y que la membrecía decida (no solo los consejeros, porque están predispuestos) quienes integren la nueva estructura en Michoacán, tengan vergüenza de su pobre rendimiento y pésimos resultados, hacer conferencias de prensa con los perdedores, hablando de factores que les afectaron en nada cambia la percepción ciudadana, hay que barrer para adelante, olviden el pasado y vivan dignamente el presente.