25 febrero, 2024
ROTATIVO DIGITAL

Instituto de la Vivienda supervisa programa en Tacámbaro

Con la participación del maestro en Ciencias Gustavo Miranda Rosales, director del Instituto de la Vivienda Municipal, se realizó una gira de trabajo para supervisar acciones en el mejoramiento de la vivienda rural.

El recorrido de supervisión, que inició en la comunidad de El Conejo, perteneciente a la tenencia de Pedernales, permitió visitar además las comunidades de Petembo, Cutzaro y Parocho, así como las de Ojo de Agua y Chipícuaro de la Tenencia de Chupio.

En cada visita se pudo constatar la alegría de las personas beneficiadas con una habitación adicional que, en algunos casos viene a ser un complemento básico, ya que únicamente contaban con una pequeña casa de varas y barro que hacía las veces de dormitorio, cocina y comedor, con los consiguientes inconvenientes de insalubridad y hacinamiento, por lo que este apoyo resultó invaluable para las familias.

Como anécdota, está el caso de doña Salud Villafaña González, quien estuvo dispuesta a perder la oportunidad de tener su habitación, si le iban a tirar sus árboles de pinzán; “es que tengo a mis familiares en Morelia – nos comentó – y les gustan mucho”. Finalmente conservó sus árboles y ya está instalada en su nueva habitación.

Durante el recorrido, el maestro en Ciencias Gustavo Miranda fue dando pormenores acerca del programa, como por ejemplo que cada beneficiario hizo una aportación de 3 mil quinientos cincuenta pesos, que el gobierno federal aportó 20 mil pesos y el resto lo aportó el municipio, para un total de 32 mil pesos que costó cada una de las habitaciones.

La inversión total de la administración municipal que encabeza el edil Octavio Aburto Inclán fue de más de 2 millones de pesos y las familias beneficiadas en el municipio fueron 250.

“La gira de trabajo resultó agotadora, pero altamente gratificante, al constatar la satisfacción de muchas personas que ven atendida una necesidad muchas veces externada”, puntualizó el director Gustavo Miranda, quien expresó que son muchas todavía las carencias que hay por resolver y eso, dijo, “exige trabajo y dedicación por parte de los servidores públicos, pero con este programa ya se ha cambiado, al menos un poco, la vida de muchos tacambarenses, como se ha propuesto el presidente Octavio Aburto Inclán para su administración”.