4 marzo, 2024
ROTATIVO DIGITAL

Ermitaños avanzan en su marcha a Morelia

VILLA MADERO, Mich. 17 de abril del 2012.- Bajo un sol calcinante, pero con el propósito de que el gobernador Fausto Vallejo Figueroa los reciba en audiencia, numerosos habitantes de la comunidad religiosa turicatense de La Nueva Jerusalén están por arribar a la población de Villa Madero.

Con el fin de que el gobierno michoacano intervenga para solucionar el conflicto que vive la comunidad religiosa en materia educativa, provocado por el cierre de los planteles públicos a manos del grupo que encabeza el líder Martín de Tours, decenas de padres de familia, profesores y pobladores de La Ermita avanzan fatigosamente hacia la capital del estado, luego de salir ayer por la mañana desde la localidad enclavada en el municipio de Turicato. En un viaje a pie que oscila en más de 160 kilómetros, los ermitaños se proponen lograr una audiencia con el mandatario Fausto Vallejo Figueroa y exigir que se restaure el orden constitucional en la población religiosa, donde los seguidores de Martín de Tours impiden desde hace 8 meses que se den clases normalmente en los planteles públicos, argumentando que van en contra de los principios que imperan en ese sitio.

Al respecto, los manifestantes han señalado que “hemos tomado el camino hacia Morelia para que se escucha nuestra voz y nuestro problema encuentre en cada uno de los ciudadanos la solidaridad y el apoyo que logre sensibilizar a las autoridades responsables y se resuelve el problema”, indicando que “nuestros hijos necesitan sus escuelas libres y el derecho a la educación pública, gratuita y laica”.

Al pernoctar ayer en la población tacambarense de San Antonio de Viña y salir esta mañana a las 8 horas, los manifestantes ermitaños calculan arribar a la ciudad de Villa Madero en pocas horas para, al día siguiente, continuar hacia la tenencia de Tiripetio y después a Morelia, pugnando ser recibidos por el mandatario Fausto Vallejo Figueroa.

Cabe mencionar que los cuerpos de protección civil, tránsito y policía resguardan la marcha hacia Morelia, en un largo viaje de más de 160 kilómetros.