17 junio, 2024
ROTATIVO DIGITAL

Comentando la Noticia: Un Gobierno con Firmeza

La tolerancia que en días pasados demostrara el gobernador del estado, Fausto Vallejo Figueroa y, al mismo tiempo, la firme decisión que tomara al final, para muchos merece nuestro respeto y admiración, ya que esto habla muy bien del nuevo gobierno de Michoacán, que no debe permitir la presión en esos términos de nadie, aún y cuando se pudiera tener la razón.

Sabedores somos todos que la herencia financiera que dejara el gobierno perredista de Leonel Godoy poco margen deja a esta nueva administración que, con mucha astucia deberá saber distribuir los recursos, y que con esas limitantes sin duda deberá costear este tipo de presiones, para muchos ha sido vista como una medida de presión política, que, en forma personal, pienso que tardó en resolverse y peligrosamente estuvo creciendo el problema; sin embargo, al final se apretó y cuando estaba por vencerse el plazo dado por el gobernador para actuar, obligó a los normalistas a desistir en su actuación, a ser mas congruentes en las exigencias y conociendo el estado en que se encuentra Michoacán, finalmente bajaron el tono de sus demandas y accedieron en la liberación de los vehículos y establecer una mesa de negociación que, con diálogo como tuvo que ser desde un principio, pueden obtener mejores resultados.

Sin embargo, recordemos que esta institución desde hace muchos años se ha distinguido por las acciones muchas veces radicales para conseguir sus fines, ahora pudiera darse una nueva relación con el gobierno y a la vez poner orden en esta institución que, lejos de verse como formadora de profesores que van a brindar la educación a nuestros hijos, muchas veces ha sido usada para fines políticos y de presión, o lo que es lo mismo usar a los jóvenes como carne de cañón con la esperanza que estos tienen de conseguir un empleo digno en un México donde la generación de los NINIS crece cada día más, y al concluir sus estudios se enfrentan con la triste realidad, no hay dónde trabajar y poner en práctica lo aprendido, luego de muchos años de esfuerzo tanto de estos como de sus padres. Al cierre de esta edición las presiones continuaban y se anunciaba la reanudación de estas acciones para obligar a la autoridad a cumplir sus exigencias, lo cual nunca más debe ser aceptado. Pero este solo es el principio, como lo señalábamos, de los graves problemas que enfrentará nuestro gobierno estatal y que, como inercia, desde luego afectará a nuestro municipio, ya lo vimos recientemente con la reducción que anunciara la Secretaría de Hacienda y Crédito Público del Gobierno Federal al disminuir al estado 447 millones de pesos referentes al Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS) de este ejercicio fiscal 2012, esto debido a que un total de 90 municipio redujeron sus índices de pobreza y marginación de sus habitantes de acuerdo a lo dicho por estos.

Obviamente las finanzas del municipio se verán gravemente afectadas como el caso de Tacámbaro, donde a pesar de que el edil Octavio Aburto Inclán en campaña señalara que duplicaría o triplicaría en algunos casos los recursos para nuestro municipio debido a la gran amistad que tiene con el Presidente de la República y donde inclusive en una entrevista radiofónica en aquella campaña señalara que acababa de hablar con él vía telefónica para solicitarle más recursos para Tacámbaro, recibiendo una respuesta afirmativa, y a las pocas horas enterarnos que el Presidente de la República se encontraba en Europa (así, o más mentiras), y al cabo de los meses la realidad es otra, pues de este fondo de los $44,987,733.00 que recibía nuestro municipio, solo recibirá $28,414,872.00, es decir, $16,572, 861.00 o, lo que es lo mismo, menos recursos y no el doble o triple como falsamente se prometió (el prometer no empobrece…).

A veces, pues, se habla de más, a veces se promete mucho, otras se busca incluir en la toma de decisiones a la ciudadanía y a la mera hora vuelve a quedar en promesa, y se vuelven decisiones unilaterales, tal es el caso de la denuncia que hicieron dos elementos de seguridad pública, quienes manifestaron que luego de haber concluido todos y cada uno de los exámenes que se les practicaron, por parte del Centro Estatal de Control y Confianza y haberlos aprobado, el que se realizó en Tacámbaro, el psicométrico, no fue aprobado y con ello fueron despedidos. Se dice que esta determinación iba a corresponder a un comité ciudadano, pero este solo fue convocado para darles a conocer en qué consistiría su participación, y luego simple y sencillamente no han vuelto a ser llamados y las decisiones han comenzado a tomarse, sin haber sido tomados en cuenta por lo que rápidamente se deslindaron, de acuerdo a lo publicado en un medio de circulación local. Desgraciadamente, las promesas originan muchas de las veces este tipo de protestas que llegan a crecer como las que señalábamos al inicio de este comentario, cuando la desesperación llega luego de esperar que estas se cumplan y que gobiernos van y gobiernos vienen y muchas de las veces toca llegar a estas medidas tan extremas que en nada benefician a la sociedad, pues miles y miles de personas se quedaron sin poder usar este servicio o los que no tuvieron otra alternativa y tenían que viajar, erogaron fuertes sumas de dinero para llegar a su destino, con la problemática económica que representa para las finanzas de cada familia, esto sin contar el problema originado en otros rubros y por solo mencionar uno el turístico que sigue dejando mal parado a nuestro estado en la imagen que venimos dando a nivel nacional e internacional.

Recientemente, como respuesta a las promesas que se les hicieron y la falta de respuesta a estas, fueron tomadas las instalaciones de la SEDESOL en la capital del Estado. Aquí los manifestantes señalaban que “ya votamos, les toca cumplirnos”, pues hablaron sobre el incumplimiento por parte de Sedesol y Sagarpa en la entrega de apoyos ofrecidos dentro de programas federales del campo y de desarrollo social a cambio de votos a favor de la ex candidata del PAN y Nueva Alianza a la gubernatura, Luisa María Calderón durante el proceso electoral del pasado 13 de noviembre. Habitantes de los municipios de Álvaro Obregón, Hidalgo, Jungapeo y de Zinápecuaro exigieron se cumpliera con los acuerdos que se pactaron con la ex candidata panista para darle su voto en las urnas a cambio de apoyos de los programas Oportunidades, Proyectos Productivos y de Vivienda y estos simple y sencillamente, solo fueron eso, promesas y más promesas, ahora vienen nuevamente las campañas políticas y estas volverán a llegar, está en usted hacer un análisis de quién quiere que lo represente y que en realidad le cumpla, hasta aquí mi comentario mi correo electrónico [email protected] o sígueme en facebook en Sebastián Pastrana Ferreira.