25 febrero, 2024
ROTATIVO DIGITAL

Comentando la Noticia: Nuestros Diputados…

Desde hace ya un buen tiempo la labor legislativa de nuestros diputados ha sido muy cuestionada, tanto así que al llevarse a cabo la calificación de su actuación, generalmente no salen bien librados; salvo honrosas excepciones, en su mayoría han desprestigiado esa representación que el pueblo les otorgó, a algunos en forma directa y a otros tantos indirectamente.

Al hacerse la última la evaluación en cinco países de América Latina: México, Argentina, Chile, Colombia y Perú, México obtuvo calificaciones de entre 6 y 7, de panzazo, se diría.

Por ello es necesario contar con una regulación en materia de transparencia homogénea para el Congreso. Urge legislar en materia de cabildeo y conflicto de interés. Los obstáculos a los que se enfrentan para que se cumplan los estándares de transparencia son: la información, la justificación y la sanción. Sin embargo, hay varias áreas de oportunidad en las que hay que trabajar para tener un Congreso de 10. El índice se construyó con el objetivo de contar con un referente para evaluar los niveles de transparencia de los Congresos de cinco países estudiados como lo fueron Argentina, Chile, Colombia, México y Perú.

Calificaciones para México por Dimensión:

• En Normatividad, México obtuvo un 7.

• En la dimensión de Labor Legislativa, México obtuvo un 6 de calificación.

• En Presupuesto y Gestión Administrativa, obtuvo un 7 de calificación.

• Para la Atención y Participación Ciudadana también obtuvo una calificación de 7.

La mayoría de las comisiones ordinarias de la pasada legislatura gozaron de recursos y apoyos millonarios durante el último medio año, aunque con pocos resultados, júrelo que esta no será la excepción. Las comisiones ordinarias son 44 y reciben recursos para operación, fondo fijo, vales de comida y 10 personas pagadas entre asesores, secretarias y chofer. Así, todas ellas representaron cuando menos 340 millones de pesos en tres años de legislatura que recientemente finalizara su gestión.

Esa suma se dispara, sin embargo, si se consideran ampliaciones presupuestales para viajes, viáticos o foros, oficinas, mobiliario, fotocopiadora, equipo de cómputo, telefonía y página web. Para los presidentes de comisión un auto, un celular y tarjeta IAVE, que les exenta del pago de casetas en carreteras del país. Inclusive existieron comisiones que no entregaron su informe final, sus informes semestrales y ni siquiera cumplieron con sesionar por lo menos una vez al mes, imagínense estos vivir con un salario mínimo como lo propone la reforma en el famoso pago por hora laborada, la cual no es cuestionada, cuestionada es la irrisoria cantidad de dinero que pretende pagarse por esa hora de trabajo.

Y qué pasa con los nuevo elegidos, los salvadores de México, ¿estos en realidad trabajan?, pues no llevan ni dos meses con el hueso en la mano y ya han dado más de qué hablar entre muchas de las legislaturas que los han precedido. Sin duda esta es una generación que se quedará inscrita en letras de oro en los anales de la historia parlamentaria por el sacrificio que hacen para que un día sí y otro también brinden momentos de continuo esparcimiento a la gente que se supone deben representar.

Si por lo general no velan por los intereses de quienes votamos por ellos, por lo menos que no cejen en sus intenciones de que no decaiga el ánimo entre la concurrencia, con insólitos actos que ahora sí le sacan jugo al Canal del Congreso como una gran barra de entretenimiento cómico-mágico-musical, sin contar el gran número de fotografías que de estos circulan ya en las redes sociales.

Por ejemplo para la historia se quedarán los actos heroicos de diputados como Martí Batres, quien se quiebra la cabeza y masacra puertas con ella al ir pensando en el beneficio de la gente, o se acordará cuando se sentó una senadora como Layda Sansores, que la hacía de faquir y no comía más de tres veces al día para aprovechar lo más posible el tiempo; que alguna vez se le haya abierto un juego en su iPad y por instinto jugara unos cuantos momentos, fue mera casualidad y culpa del maldito espionaje en su contra. O bien, sus ojos quedarán en shock cuando vean las escenas que inmortalizaron a la Senadora Mariana Gómez del Campo, que era captada en plena revisión de piezas dentales, eso sí, sin abandonar el lugar de trabajo para cumplir con la encomienda asignada por el pueblo.

Pero sin duda en estos dos meses que hemos visto pareciera de todo, aunque dicen que al paso que van veremos situaciones aún más insólitas, como por ejemplo que algunas diputadas sean captadas maquillándose o atentas a los posicionamientos de sus compañeros con libro en mano atentas a la lectura, o lo que es lo mismo un ojo al gato y otro al garabato, en fin el telón apenas se ha abierto y la obra está iniciando, hasta aquí mi comentario, mi correo electrónico [email protected] o sígueme en facebook en Sebastián Pastrana Ferreira y en twitter como sebastianpastr3.

*Analista político