4 marzo, 2024
ROTATIVO DIGITAL

Alma Gloria Chávez advierte anarquía social en Pátzcuaro

La promotora cultural patzcuarense Alma Gloria Chávez Castillo advierte “una anarquía social” en este municipio como consecuencia de que el “común de la gente no conoce nuestro entorno y su riqueza cultural”.

La ganadora de la presea Gertudris Bocanegra, edición 2012, otorgada por el ayuntamiento patzcuarense, reconoció los problemas generados por la proliferación del comercio ambulante y el desorden vial prevaleciente. “Es impostergable la regulación del comercio instalado en la vía pública”, aseveró en entrevista.

Agregó que la anarquía que priva en el comercio informal se debe a que “no hemos sabido promover la economía local”, lo que ha traído como consecuencia también la presencia de grandes tiendas departamentales, que inhiben el desarrollo económico endógeno al desplazar a los productores y comerciantes locales.

Lamentó que a pesar de que durante los últimos años se han hecho investigaciones por parte de diferentes instituciones educativas -que revelan la riqueza histórica y cultural que tiene el municipio-, el “común de la gente no conoce lo propio, nuestro entorno”.

De acuerdo a su experiencia como activista cultural y educadora, Alma Gloria Chávez afirma que “mucha gente, sobre todo jóvenes y niños, desconoce las razones por las cuales Pátzcuaro es un Pueblo Mágico”.

“Veo con tristeza cómo están abandonados, inhabilitados, edificios históricos de nuestro municipio”, dijo.

La anarquía social que observa la ilustró con un ejemplo: “antes había niños que se acercaban a ayudarnos con las bolsas del mandado; ahora se acercan para estirar la mano, empujarnos o de plano arrebatarnos”.

De igual modo, aseguró que a pesar de que no hay cifras precisas, el desempleo y el fenómeno de la delincuencia “los podemos percibir” cotidianamente en Pátzcuaro.

Consideró que la solución de problemática social imperante se encuentra “en el conocimiento de lo propio, de nuestra riqueza cultural; en la promoción de la democracia participativa, la solidaridad y la ayuda mutua”, donde las instituciones educativas juegan una función primordial.

Los jóvenes del movimiento “YoSoy132 constituyen una esperanza para cambiar el estado de cosas no sólo del país, sino a nivel local, “porque sus propuestas son propositivas y creativas”, además de que tienen un interés evidente en querer participar en la construcción de una sociedad más justa y solidaria, remarcó.

Por último, hizo un llamado a la juventud patzcuarense a participar en los diferentes comités ciudadanos existentes en el municipio para coadyuvar con las trasformaciones sociales que se requieren.