20 junio, 2024
ROTATIVO DIGITAL

Sobre el registro de Marko Cortés

El debate sobre el registro de la candidatura de Marko Cortés para la alcaldía de Morelia ha subido de intensidad; según el PRI, las violaciones del panista son suficientes para que el Instituto Electoral de Michoacán (IEM) le niegue el registro, asunto que debe revisarse detenidamente.

La principal denuncia del PRI en el actual proceso extraordinario fue sobre el derecho de Cortés a realizar precampaña, acusando actos anticipados de campaña y solicitando medidas cautelares para que retirara su propaganda, mismas que fueron concedidas por el Secretario del Consejo General del IEM.

Sobre dicha resolución administrativa, de manera mañosa y dolosa, el PAN y Cortés promueven recurso de apelación ante la autoridad jurisdiccional; pero hay que decirlo sin tapujos: el PAN lo hizo para no bajar la propaganda a sabiendas que su recurso no prosperaría, lo que hicieron fue ganar tiempo, pero el desacato se acredita con la resolución del Tribunal que declara improcedente la pretensión panista.

Los que han estado en campañas políticas en la parte jurídica y administrativa saben de los gastos y costos de la propaganda: el precio de un espectacular oscila entre los 10 mil a 18 mil pesos mensuales, en término medio, 14 mil pesos; el PRI denuncia 47 espectaculares de Cortés que, multiplicado, da una suma de alrededor de 658 mil pesos.

A la suma de los espectaculares se le debe agregar los volantes, calcomanías, propaganda en el transporte público y gastos operativos erogados en la precampaña de Marko Cortés. En un cálculo ligero podríamos hablar que los gastos del panista fueron mínimo de un millón de pesos, cuando el tope de gastos de precampaña es de $438,584.02.

De las denuncias del PRI se acreditan tres violaciones a la legislación. Primero: los actos anticipados de campaña, ya que si no tenía el derecho de realizar precampaña sus actos deben ser considerados como anticipados; segundo: rebasó el tope de gasto de precampaña; y tercero: desacató la orden del IEM para retirar la propaganda y ahora del Tribunal Electoral ya que la propaganda sigue colocada.

Todas las violaciones a la legislación electoral y a la autoridad se traducen en una transgresión grave a los principios constitucionales de equidad y legalidad que deben prevalecer en la contienda electoral.

El artículo 37, k párrafo segundo, del Código Electoral del Estado le otorga al Consejo General del IEM la facultad para que en el caso de que a su juicio haya violaciones graves a la ley por parte de algún solicitante de registro de candidatura, le sea negado éste, lo cual en el caso de Marko Cortés procede, pero dudo que el IEM se atreva a hacerlo.

El IEM resolverá otorgado el registro a Cortés, señalando que las quejas o denuncias presentadas por el PRI aún no han sido resueltas en el fondo del asunto y que por tal motivo no pueden determinar si las conductas denunciadas violentaron de manera grave la ley electoral, además señalará que el proceso para fiscalizar los gastos aún no inicia.

Sobre el acuerdo del IEM en el que se le otorga el registro al panista, seguramente el PRI promoverá recurso de apelación para que el Tribunal Electoral del Estado sea quien se pronuncie y le niegue el registro a Cortés, sin embargo el Tribunal resolverá igual, señalando que las denuncias aún no son resueltas en el fondo por el IEM y que, por ende, no puede emitir un juicio al respecto.

Sin duda alguna, las violaciones a la ley ahí están, vigentes y palpables, sin embargo la burocracia electoral hará uso de tecnicismos para otorgar el registro a Cortés, lo cual lo tiene bien medido el PAN, por eso su posición de violar la ley recurrentemente.

Esperemos que el estado de derecho se haga valer y el registro le sea negado a Marko Cortés, esperemos que el IEM se faje los pantalones y ponga un alto al panista que, a mi juicio, es un talibán electoral, tan solo el desacato a las medidas cautelares sería suficiente para negarle el registro.

Finalmente es necesario señalar que esas conductas de Cortés son recurrentes, recordemos que en el proceso interno panista del 2011 para elegir candidato a gobernador el propio, Germán Tena, ex dirigente estatal del PAN, lo acusó de actos anticipados de precampaña en perjuicio de Luisa María Calderón; en la elección del 2011 también hizo precampaña sin tener derecho a hacerla y le mereció medidas cautelares, además de que el IFE lo multó por simular ser analista en un noticiero local, y ahora en 2012, pues ya vimos de lo que es capaz de hacer.

*Analista