20 junio, 2024
ROTATIVO DIGITAL

OOAPAS de Pátzcuaro, rehén de grupos organizados de usuarios

Ante la avalancha de quejas de parte de la ciudadanía por la falta de agua en varias decenas de colonias populares, autoridades reconocieron los problemas que tiene el Organismo Operador del Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OOAPAS) para dar un buen servicio debido al déficit crónico que arrastra y a que el organismo, durante años, ha sido prácticamente rehén de grupos organizados de usuarios.

Habitantes de varias colonias, principalmente del sur de la ciudad, se quejan de la carencia del vital líquido. “Las pipas que supuestamente nos mandan ni siquiera las vemos, por lo que carecemos de agua para cubrir nuestras necesidades básicas”, denunció un grupo de colonos del asentamiento popular Lázaro Cárdenas.

Al respecto, el funcionario administrativo de la paramunicipal, Juan Manuel López, en entrevista, reconoció que el desabasto de agua afecta a 40 colonias del sur de la ciudad y en 15 de ellas la situación es “crítica”, por lo que se envían pipas, medida que, dijo, es “insuficiente” para la gente que padece la carencia del servicio.

Informó que al 31 de julio del presente año se tenía registrado un déficit de alrededor de 18 millones de pesos. “Los números rojos en que opera el organismo se vienen acumulando de administraciones municipales anteriores”, abundó.

De acuerdo con el funcionario del OOAPAS, este déficit se ha engrosado porque el 70 por ciento de las tomas de agua del municipio son de personas adheridas a grupos de colonos organizados que pagan la tarifa mínima, que es de 543 pesos anuales.

Originalmente, precisó, esta tarifa se aplicaba solamente a las personas de la tercera edad, pero con el paso de los años, principalmente desde el 2005, los grupos organizados de usuarios ofertaron esta tarifa a gente de cualquier condición social o económica. Con el visto bueno de administraciones pasadas, añadió, se fueron incluyendo cada vez más personas, de tal suerte que hoy en día cerca de 12 mil tomas pagan lo mínimo por el servicio, representando el 70 por ciento del total.

Indudablemente que muchas personas que gozan de este beneficio cuentan con la solvencia económica para cubrir la tarifa que deberían de pagar (912 pesos por año), “pero como están afiliadas a una organización de usuarios, pagan la más baja”, subrayó.

Por su parte, el regidor Apolonio Flores Ruiz lamentó el uso político y las presiones que han ejercido los grupos organizados sobre el organismo para conseguir tarifas bajas para sus agremiados.

El Ayuntamiento patzcuarense ha tenido que subsidiar por años a la paramunicipal, “pero lo más grave es que a consecuencia de la falta de recursos de ésta, no se han podido realizar obras para mejorar el servicio”, destacó. “Tenemos infraestructura que tiene más de 50 años de antigüedad; líneas de conducción y bombas de agua que están obsoletas”, aseguró el regidor.

Sin duda, aseveró, este problema es una “asignatura pendiente”, que se debe resolver lo antes posible si no se quiere llegar a un punto crítico.

Por último, Juan Manuel López afirmó que el organismo y las autoridades municipales que encabeza la alcaidesa Salma Karrum Cervantes, “platicarán” con los líderes de las uniones de usuarios con el propósito de que hagan conciencia de esta problemática.