25 julio, 2024
ROTATIVO DIGITAL

México no resistiría una imposición más, afirma Artemio Ortiz Hurtado

PÁTZCUARO, Mich.- El país no podría ya resistir una imposición más, sobre todo porque existen “evidencias indiscutibles del fraude electoral que se fraguó por parte del PRI en complicidad con grupos oligárquicos para favorecer a Enrique Peña Nieto”, aseveró el secretario general de Comité Ejecutivo Nacional Democrático del SNTE, Artemio Ortiz Hurtado.

Entrevistado en este municipio, el dirigente magisterial advirtió que si se concreta “la imposición de Peña Nieto tendremos un sexenio muy complicado, tomado en cuenta que el priista ya ha anunciado la implementación de reformas estructurales regresivas en materia energética, educativa, laboral, hacendaria, entre otras”.

Tales reformas, alertó, significarían cambios a leyes constitucionales para seguir entregando a manos extranjeras recursos nacionales, como el petróleo; aniquilar la educación pública, cancelar el derecho al trabajo, golpear el bolsillo de los mexicanos imponiendo el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a productos de primera necesidad, entre otras medidas lesivas para la mayoría de la población mexicana.

Agregó que diferentes movimientos populares que luchan en todo el país por la democracia y la justicia social “nos estamos organizando y preparando para impedir que se consume el fraude electoral cometido, porque el pueblo no se merece lo que sucedió en la pasada elección”

Refirió que en la Convención Nacional en Contra de la Imposición celebrada en San Salvador Atenco, se delinearon una serie de acciones a realizar por parte de las diferentes organizaciones sociales que confluyeron en ella (#YoSoy132, el movimiento magisterial democrático, el movimiento de Atenco, entre otras).

Se contemplan movilizaciones el 1 y 6 se septiembre, el 1 de diciembre; paros cívicos nacionales, tomas pacíficas a Televisa, huelgas, visitas a embajadas, acciones “todas ellas encaminadas a proseguir mostrando nuestra inconformidad” por los comicios fraudulentos”, acotó.

Dio su respaldo al Plan Nacional en Defensa de la Democracia y la Dignidad propuesto por AMLO, señalando que éste constituye una estrategia adecuada, “pero nosotros creemos que tenemos que ampliar los horizontes de la movilización social con la finalidad de continuar exhibiendo el fraude y exigir la anulación de la elección presidencial”.

Si el Tribunal Electoral de Poder Judicial de la Federación (TEPJF) “avala el fraude la resistencia social se va a ampliar y la rebeldía popular se agudizará”, anticipó.

La experiencia de las elecciones de 1988 y 2012 demuestra que cuando se llega al poder por medio de la imposición los gobernantes responden a intereses de una minoría privilegiada y no al interés nacional, remarcó.