16 junio, 2024
ROTATIVO DIGITAL

Medicinas para la presión arterial

La presión arterial alta, llamada también hipertensión, generalmente no presenta síntomas. Sin embargo puede causar problemas tan serios como un ataque cerebral, fallo cardíaco, ataque al corazón e insuficiencia renal. Si usted no puede controlar su hipertensión mediante hábitos de vida saludables como bajar de peso y reducir el sodio en su dieta, tal vez su médico deba recetarle medicinas.

 

Las medicinas para la presión arterial operan de varias formas. Algunas quitan el exceso de líquidos y sal del cuerpo para bajar la presión sanguínea. Otras hacen más lentos los latidos del corazón o aflojan y ensanchan los vasos sanguíneos. A menudo, dos o más medicinas combinadas funcionan mejor que una sola.

El médico decidirá qué tipo de medicamento es apropiado para usted. Usted posiblemente necesite tomar más de un medicamento para la presión arterial.

Cada tipo de medicamento para la presión arterial que aparece a continuación viene en diferentes marcas comerciales y genéricas.

Con frecuencia, se usa uno o más de estos medicamentos para tratar la hipertensión arterial:

• Los diuréticos también se denominan píldoras de agua. Ayudan a los riñones a eliminar algo de sal (sodio) del cuerpo. Como resultado, los vasos sanguíneos no contendrán tanto líquido y su presión arterial baja.

• Los betabloqueadores hacen que el corazón palpite a una tasa más lenta y con menos fuerza.

• Los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (también llamados inhibidores IECA) relajan los vasos sanguíneos, lo cual reduce su presión arterial.

• Los bloqueadores de los receptores de angiotensina II (también llamados BRA) funcionan más o menos de la misma manera que los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina.

• Los bloqueadores de los canales del calcio relajan los vasos sanguíneos al impedir que el calcio entre en las células.

Los medicamentos para la presión arterial que no se usan con tanta frecuencia abarcan:

• Los bloqueadores alfa ayudan a relajar los vasos sanguíneos, lo cual reduce su presión arterial.

• Los fármacos que actúan sobre el sistema nervioso central le dan una señal al cerebro y al sistema nervioso para relajar sus vasos sanguíneos.

• Los vasodilatadores le dan una señal a los músculos en las paredes de los vasos sanguíneos para que se relajen.

• Los inhibidores de renina, un tipo de medicamento más nuevo para tratar la hipertensión arterial, actúan relajando los vasos sanguíneos.

EFECTOS SECUNDARIOS DE LOS ANTIHIPERTENSIVOS

La mayoría de los medicamentos para la presión arterial son fáciles de tomar, pero todos los medicamentos tienen efectos secundarios. La mayoría de éstos son leves y muchos de ellos desaparecerán con el tiempo.

Algunos efectos secundarios comunes de los medicamentos antihipertensivos abarcan:

• Tos

• Diarrea o estreñimiento

• Vértigo o mareo leve

• Problemas de erección

• Sentirse nervioso

• Sentirse cansado, débil, soñoliento o con falta de energía

• Dolor de cabeza

• Náuseas o vómitos

• Erupción cutánea

• Pérdida o aumento de peso sin proponérselo

Coméntele al médico lo más pronto posible si usted tiene efectos secundarios o sus efectos secundarios se tornan graves o molestos. La mayoría de las veces, el médico puede cambiar la dosis del medicamento o la hora del día en que usted lo toma para ayudar a reducir los efectos secundarios.

Nunca cambie la dosis ni deje de tomar sus medicamentos por su cuenta.

OTRAS SUGERENCIAS

Las vitaminas o suplementos, diferentes alimentos o el alcohol pueden cambiar la forma como un fármaco actúa en su cuerpo. Siempre pregúntele al médico si usted necesita evitar cualquier tipo de alimentos, bebidas, vitaminas o suplementos, o cualquier otra medicina mientras esté tomando medicamentos para la presión arterial.

*Médico Cirujano y Partero