25 julio, 2024
ROTATIVO DIGITAL

Las comunidades nutren culturalmente a Pátzcuaro, afirma Benjamín Lucas

Cuando se habla del patrimonio y la identidad cultural de Pátzcuaro “muchas veces de deja de lado el papel que han jugado las comunidades que lo circundan y que son las que lo alimentan de tradiciones ancestrales”, indicó el historiador Benjamín Lucas.

Al dictar la conferencia El papel de las comunidades en la historia e identidad de Pátzcuaro en el Antiguo Colegio Jesuita, el investigador llamó a conservar los equilibrios entre esta ciudad y las localidades circundantes como condición para alcanzar el desarrollo de la región.

Ordinariamente, sostuvo, cuando se alude a la riqueza cultural de Pátzcuaro éste se lleva el crédito, es el referente principal, no obstante, las comunidades aledañas son la que tradicionalmente lo han nutrido tanto de satisfactores materiales como de identidad, destacó Benjamín Lucas durante su exposición enmarcada en los festejos por el 478 aniversario de esta ciudad.

Planteó que Pátzcuaro no tiene una tradición de “Noche de Muertos”, son determinadas poblaciones las que le han “prestado” la ritualidad asociada a este evento.

El especialista precisó que la actividad económica, así como determinados procesos culturales y artísticos son, en buena parte, proveídos a Pátzcuaro por tales comunidades (Cuanajo, Erongarícuaro, Santa Clara, Pichátaro, las poblaciones ribereñas, entre otras)”. “Sin su aporte, no se podría explicar lo que hoy es Pátzcuaro”, enfatizó.

Alertó sobre los equilibrios económicos que se han trastocado con la aparición de grandes cadenas comerciales. “Históricamente muchas localidades han mantenido relaciones comerciales con la ciudad, las cuales se han visto afectadas por el acaparamiento que hacen estas cadenas en perjuicio de la economía doméstica”, expuso.

Explicó que antes las pequeñas tiendas citadinas intercambiaban diferentes productos con los productores de la región, pero con la proliferación de los supermercados transnacionales, este esquema ha cambiado porque las tiendas locales se surten cada vez más de dichas cadenas afectando el comercio local y rompiendo con los equilibrios económicos entre Pátzcuaro y las comunidades adyacentes.

Asimismo, llamó a replantear la estrategia turística que se sigue en este municipio, “porque tal parece que lo único que importa es “lucir una ciudad bella para los turistas y no para los patzcuarenses”.

En ese sentido, se preguntó: “¿para quién se quiere la ciudad?; yo creo que debe recuperarse para sí misma y en esa medida se convertiría realmente en un patrimonio mundial”.