30 noviembre, 2021
ROTATIVO DIGITAL

La mujer…

Lic. Alfredo Castañeda Flores       ANALISTA

 

16 OCT. 2021.-En esta entrega, quiero hablar de lo mejor que tenemos los hombres, la mujer, ese complemento que muchas veces no genera ganancia o positividad, por su conducta, pero que resulta un mal necesario en la vida de la mayoría, porque hay otra orientación sexual que prefieren lo contrario.

 

Así es, amable lector, la mujer es necesaria, (me refiero al plano sexual) desde temprana edad, esa variación depende de la precocidad o despertar de cada hombre, pero normalmente es en la etapa escolar de la primaria, cuando la mayoría empezamos a perseguir a nuestra compañeras, con deseos de hacerla nuestra novia, de platicar con ella en el recreo, de acompañarla a su casa, de darle besos de piquito muy de vez en cuando, de estar pensando todo el tiempo en ella, comenzando ahí nuestro despertar sensual, porque el despertar sexual ya se da un poco más grandes, pero algunas veces comienza en la secundaria, en el bachillerato y varía, según el estrato social y el nivel cultural en el que se viva. Como siempre el estrato medio es en el que se da, en mayor edad, pero eso no es importante. Lo primordial, es poder y saber disfrutar plenamente esa primera vez.

 

Conforme se va creciendo, la mujer va aumentando sus encantos físicos que tanto enloquecen al hombre, por supuesto que todo es importante, pero al final, como dice la filosofía popular: nunca falta un roto para un descosido, pero como en toda regla general, siempre hay mujeres que no tuvieron la suerte de convertirse en mujer, por muchos factores, no solamente por ser poco agraciadas. Y en cambio, hay otras que hacen felices a muchos.

 

Como dije, al embarnecer, les crecen los senos, los glúteos, las piernas se les van torneando, y también en eso hay gustos, porque hay hombres que les encanta lo de arriba y hombres a los que les encanta lo de abajo y habemos otros a los que nos gusta un poco de todo, nada con exceso, porque normalmente, las de senos grandes, carecen de glúteos torneados y turgentes, y las de glúteos hermosos, no tienen senos; algunas están como dicen, con un tablazo arriba o abajo y otras en ambos lados. Pero la mayoría, se defienden, tienen regular arriba y abajo.

 

Al alcanzar la mayoría de edad, es cuando ya la mujer está madura en cuanto a su físico, ya tienen lo que tendrán el resto de su vida, aunque también en su manera de comer y cuidar su físico, no es definitivo, porque desafortunadamente, en la actualidad, la mayoría se pasa de su término medio, es decir, engorda y aunque eso les favorece a algunas, muchas veces la mayoría, pierde su figura, se pasa de carne, sea arriba, abajo o en todos lados y eso definitivamente, apaga el deseo en la intimidad, quizás la ropa esconda los defectos, pero la desnudez no y es donde el hombre cuando anda buscando a su compañera de vida, se desencanta, por conocer una piel flácida, con celulitis, estrías, grasa abdominal en exceso y prefiere seguir buscando algo que llene sus expectativas. Aunque muchos no lo crean, es verdad, el hombre también se fija en la figura desnuda de una mujer.

 

En la búsqueda de la compañera y disfrutando del placer sexual, el hombre le tira parejo, pero aunque va coleccionando, también es cierto que si alguna no le gusta íntimamente, no la vuelve a buscar, aunque esté urgido, en cambio, otras sí lo pueden hacer que repita, aunque no necesariamente se quede con ellas.

 

La mayoría de mujeres no saben sacarle provecho a su belleza, diariamente se visten de forma pésima y muy de vez en cuando (por alguna fiesta u ocasión especial) se visten bien, y es cuando muchos hombres nos enamoramos de ellas. En la actualidad, las mujeres, no usan vestidos o faldas, casi siempre traen sus inseparables y deslavados jeans de mezclilla, otras acostumbran los poco favorecedores leggins (mallones o licras), otras, salen a la calle con ropa deportiva que las hace verse fodongas, porque esa ropa, solo se debe utilizar para lo que es, no para usarla como ropa de uso diario, pero en fin, no hay la cultura de vestir bien. Que muchas veces, no significa que se compre la ropa de marca o más cara, sino comprar la ropa adecuada para cada tipo de cuerpo, complexión y edad.

 

Tan gratificante para un hombre es mirar en la calle a una mujer con vestido o falda (adecuada), porque nos gusta echar a andar nuestra imaginación, creando en nuestra mente todo lo que se puede encontrar debajo de esa ropa, pero en eso, las mujeres no se fijan. Prefieren usar los jeans que a pocas, muy pocas mujeres favorecen y peor aún cuando los usan gastados y sucios, que es muy frecuente y común mirar eso en la calle.

 

Hay muchas mujeres hermosas, pero pocas son atractivas y esas, de inmediato se detectan en cualquier sitio, son a las que la mayoría, voltea a ver, y como dije antes, no necesitan traer la ropa más cara, o de la marca de moda, ni la más escotada o diminuta, simplemente, se ponen la ropa que les favorece y se puede dar en cualquier estrato social.

 

Hago un paréntesis para precisar que las violaciones de mujeres no tienen que ver con la forma de vestir, el contexto es distinto, generalmente viene de gente conocida, un individuo despechado por la mujer, que no le dio oportunidad de conocerla, un familiar enfermo, un desconocido que le permiten entrar en su hogar, una ex pareja, sea novio, amante, etc., pasar por el lugar equivocado, donde hay sujetos drogados que pierden la poca conciencia que les queda y que muchas veces, la forma de vestir es lo que menos les importa; los enfermos mentales que ya tienen esa fijación, y como toda regla general, pocas veces se da de forma aislada, donde ni la víctima o el victimario se conocen. Pero esa es otra historia.

 

Así es, inteligente lector, la mujer es el complemento del hombre, aunque en México, pocas veces es para beneficio de ambos, al contrario, es la encargada de endeudar al hombre, solo vive para pedir y gastar, pocas veces para guardar y ahorrar, conociendo la mentalidad nacional, la mayoría lo pondrá en duda, pero quien de verdad se detenga a analizar o que viva lo contrario, me dará la razón. Lo que sí es importante es que según la edad que se tenga, hay que disfrutar de las mujeres, sin enamorarse, porque el amor es solo para una, la que comparte nuestra vida.