20 junio, 2024
ROTATIVO DIGITAL

Hospital Civil de Pátzcuaro cobra tarifas desmesuradas, denuncia regidor Crescenciano Luquín

El hospital civil Dr. Gabriel García cobra tarifas “desmesuradas”, equiparables a un nosocomio privado en perjuicio de la gente de escasos recursos, denunció el regidor Crescenciano Luquín, quien exigió se revise la forma en que viene operando este centro de salud.

“Hemos recibido muchas quejas de parte de la gente que acude a atenderse en dicho hospital, sobre todo por las altas tarifas que ahí se cobran”, aseguró.

Manifestó que hay casos de gente que es dada alta y al no contar con dinero suficiente para sufragar el servicio “la dejan hospitalizada por más tiempo, por lo que se eleva el costo que tienen que cubrir”

El objetivo original del nosocomio era brindar servicios de salud a personas de escasos recursos a precios accesibles, sin embargo, afirmó que tal propósito se ha perdido, “lo cual es injusto” tomando en cuenta que el edificio del hospital es un bien público, además de que ahí se han invertido recursos del gobierno federal.

Al respecto, el director del hospital, Francisco Sosa Juárez, rechazó que se tengan altas tarifas a pesar de que desde hace más de 20 años “no se tienen subsidios de ninguna instancia de gobierno”.

Desde las década de los ochenta, indicó, el hospital dejó de pertenecer al sector salud, por lo que “no recibimos apoyos” de ningún lado, “por motivos que desconozco”.

No obstante, dijo, “se sigue brindando un servicio de calidad a precios accesibles, por ejemplo, por un parto normal en promedio se cobran 3 mil pesos, una consulta, en 50 pesos, una operación de cesárea, en 6 mil…”.

Dio a conocer que la máxima autoridad del nosocomio es una asociación civil integrada por “personas honorables” del municipio, a la cual se le rinde cuentas de su manejo y funcionamiento.

Expuso que las tarifas que cobran por los diferentes servicios que se prestan se establecen en niveles suficientes para cubrir solamente los costos de operación que se tienen.

Aseveró que de acuerdo con las condiciones económicas de los pacientes, “se hacen descuentos, pagos a plazos, incluso hay gente que no paga nada”. Nosotros qué más quisiéramos reducir aún más las tarifas, pero no lo podemos hacer porque no tenemos apoyos de alguna entidad pública o privada”, puntualizó.