21 julio, 2024
ROTATIVO DIGITAL

El INES debe ser un organismo descentralizado y con personalidad jurídica

El Instituto Nacional de Economía Social y Solidaria (INES) debe ser un organismo descentralizado “ya que, en razón de sus objetivos y fines, amerita contar con personalidad jurídica y patrimonio propio, así como autonomía de gestión”.

Además, dicho instituto debe atender la economía productiva del sector social, y no ser meramente asistencialista, según las conclusiones derivadas del Encuentro de Economía Social y Solidaria, legislación e instrumentación en México, convocado por el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y los senadores perredistas Raúl Morón y Alejandro Encinas en las instalaciones del Senado de la República.

En dicho evento, al que asistieron más de 80 personas, en representación de 60 organizaciones cooperativas (Cruz Azul, Pascual Boing, el Grullo, Tosepan, entre otras), además de académicos e investigadores, se hizo notar que la Ley de Economía Social y Solidaria (LESS), aprobada el año pasado, “tiene limitaciones que impiden la promoción de las actividades propias de este tipo de economía, por ejemplo no define qué es economía social o solidaria y al acto económico solidario”.

Por ello, se dijo, la normatividad correspondiente debe subsanar estas omisiones a través del reglamento del INES o del instrumento jurídico que lo vaya a regir. Asimismo, “es necesario que no se burocratice este instituto”, creado recientemente como sustituto de FONAES para promover la economía social o solidaria y como resultado de la LESS.

Con la presencia del dirigente nacional de MORENA, Martí Batres y del secretario de Cooperativismo, Economía Solidaria y Movimientos Civiles y Sociales del CEN de dicho movimiento, Alfredo Ramírez Bedolla, se propuso también generar un fondo o banca social como instrumento y palanca del desarrollo de la economía social.

Resulta pertinente, de igual manera, “que el INES gestione espacios en los medios de comunicación públicos y privados a nivel local y nacional que permitan incentivar el consumo de bienes y servicios ofertados por las personas y organizaciones de la economía popular y solidaria.

Es importante también que este organismo fomente el comercio y abasto popular a través de mercados de corta distancia.