29 febrero, 2024
ROTATIVO DIGITAL

El Grupo Tacámbaro se fractura políticamente


TACÁMBARO, Mich. 26 de noviembre del 2011.- Luego de varias décadas de control férreo en lo político y lo económico, el denominado Grupo Tacámbaro viene sufriendo una fractura de corte político que se manifiesta en diversos integrantes colocados en varias opciones del espectro partidista.


 

 

El ingeniero Esteban Cruzaley Díazbarriga, actual delegado federal de Sagarpa, fue edil y diputado local por el tricolor en la década pasada, aunque su origen ideológico proviene de las fuerzas conservadoras del panismo que, al no poder acceder en esa época al poder, se tuvo que poner la camiseta del PRI y ser miembro fundamental del Grupo Tacámbaro, junto a Valentín Rodríguez Gutiérrez, el empresario Enrique García “Malicas”, Héctor Martínez, el propio Jorge Moreno Martínez, actual diputado local por el PAN y el Panal y quien fue suplente en esa época de Esteban Cruzaley en la diputación local, así como de otros connotados políticos del Partido Revolucionario. Fue una etapa dorada del Grupo Tacámbaro, cuando se tenía una excelente relación con los grupos religiosos de la Iglesia Católica, la cual aprovechó la circunstancia para edificar numerosos templos para la feligresía y uno que otro inmueble para los príncipes de la iglesia vaticana en la zona de Tacámbaro. Cuando el PAN comienza a ganar posiciones en el país, el propio Esteban Cruzaley regresa a su partido de origen, pero no olvida su cariño, en lo local, por algunas propuestas priístas y, en otras, por las blanquiazules, toda vez que existe una estrecha amistad con la hermana del presidente Felipe Calderón Hinojosa y que le provocó un tremendo dolor de cabeza al final de la campaña por la gubernatura michoacana. Ahora, las circunstancias son distintas. La relación política con Valentín Rodríguez no es tan buena como antaño y con el mismo Enrique García “Malicas”, entre otros, toda vez que Esteban Cruzaley impulsó la candidatura del ahora edil electo de Tacámbaro, Octavio Aburto Inclán, quien derrotó de calle al empresario aguacatero Valentín Rodríguez, quien, a su vez, tampoco mantiene ya una buena relación política, no tanto de negocios, con El Malicas. Los tiempos cambian. La competencia es más reñida en el campo político y, con ello se reconforman los grupos, entre ellos el famoso Grupo Tacámbaro, del cual seguiremos dando puntual crónica de su evolución…