25 febrero, 2024
ROTATIVO DIGITAL

Benéfico para el PRI el rompimiento con el PANAL

El peor error que podía haber llevado a cabo el Partido Revolucionario Institucional en Tacámbaro era aliarse con quien tanto daño político les había venido haciendo, tanto cuando estuvo en su interior como cuando se convirtiera en su enemiga; efectivamente, nos referimos a la maestra Elba Esther Gordillo, quien se ha convertido en una mercenaria de la política, haciendo de este partido político su plataforma para conseguir posiciones para sus fieles e incondicionales y con las respectivas y jugosas ganancias económicas y prerrogativas que representa tener el control de un partido político nacional.

Sin embargo, se recapacitó y la coalición que intentaban para la elección presidencial se vino abajo, seguramente por las presiones que está acostumbrada a realizar y en la búsqueda de posiciones para sus amigos a través de este partido político, las inconformidades se hicieron presentes en varios estados, lo que hacía peligrar lo mucho que ha avanzado el PRI para recuperar la presidencia de la república.

 

Así, de inmediato, los priistas de Chiapas y Sinaloa repudiaron ese pacto porque concedía la primera fórmula del Senado a Mónica Arriola Gordillo –hija de Elba Esther– en la primera entidad citada, y al yerno de la líder magisterial, Fernando González, en la segunda. Las cosas se perfilaban tan claras que incluso éste renunció para ese fin a la Subsecretaría de Educación Básica. En estos últimos dos meses, los priistas de ambas entidades no cejaron en sus acciones para echar abajo el que definían como acuerdo cupular que perjudicaba los intereses del tricolor local. En Chiapas ese acuerdo produjo una escisión políticamente costosa para el PRI, con la renuncia a sus filas de la senadora María Elena Orantes –también a principios de semana–, por considerar que la cesión al PVEM de la candidatura al gobierno de la entidad para el legislador Manuel Velasco y la entrega de la primera fórmula del Senado a Nueva Alianza pasaba por encima de la militancia local.

Luego de lo anterior, Nueva Alianza se dedicó a buscar con quién aliarse; sin embargo, nadie lo quiso y decidieron irse solos, ahora su suerte dependerá de lo que ellos por si solos hagan, lo cual se antoja muy difícil y seguramente al finalizar la elección del mes de julio terminarán perdiendo su registro, tiempo al tiempo. Una vez concluida esta macabra alianza, el PRI podrá hacer uso de militantes de su partido, y darle la oportunidad a nuevas caras que es lo que siempre he venido proponiendo desde mis comentarios y no dejar pasar esta oportunidad. Pocos votos son los que le aportan estas alianzas como hemos visto en diversas elecciones y la muestra la tenemos en la estatal, donde la alianza con el Partido Verde Ecologista no le representó de gran ayuda, y si no veamos los números que en Tacámbaro representó, cuando en este municipio fuimos testigos que el Presidente del Partido Verde en la mayor parte de la campaña que acompañó al candidato del PRI Valentín Rodríguez, lo hizo solo, sin una estructura real que le acompañara. Luego entonces el PRI debería de hacer un análisis y en realidad valorar si es conveniente seguirse acompañando de los partidos conocidos como “La chiquillada”, o hacerlo solo, con su estructura y apostando a sus militantes, afortunadamente en Michoacán el PRI se dio cuenta de esto, valoró la poca aportación que le hiciera en la pasada elección de noviembre, e irá solo, no así en otros lugares de la República donde el PVEM tiene mayor presencia y ahí si irán juntos.

Sin embargo. la reciente nominación de quienes serán sus candidatos al Senado de la República, deja mucho que desear, los registrados en la planilla de la unidad sin lugar a dudas no son los mejores y donde nuevamente vemos más de lo mismo: Ascención Orihuela representa a más de lo mismo, una persona que ya ha tenido ese cargo y muchos más, sin duda representa lo que ya no queremos ver en el PRI, es decir que no se dé oportunidad a nuevas caras y, en la otra, alguien que sinceramente no conocemos, una mujer efectivamente nueva pero que solo conocen pocos en la capital del Estado, sin trabajo partidista, su único mérito es haber trabajado en diversas actividades administrativas al lado del futuro gobernador del Estado. Es ahí cuando decimos, de qué sirve realizar trabajo político desde el interior de un partido, al final esto en la mayoría de los casos no es reconocido. Hasta aquí me comentario, mi correo electrónico [email protected] o sígueme en facebook en Sebastián Pastrana Ferreira.