22 febrero, 2024
ROTATIVO DIGITAL

ANTENITA MUNICIPAL EN TACÁMBARO…

Entre las burradas que ha cometido el presidente municipal de Tacámbaro en su gestión 2012-2015 se encuentra la designación de la psicóloga Lorena Razo Pedraza como directora de Comunicación Social del ayuntamiento.

Ya hemos dicho que la señora Lorena Razo Pedraza tiene perfil profesional para asuntos relacionados con temas psicológicos, equidad de género y lo que se relacione con la dependencia de donde proviene y que es la del Instituto Municipal de la Mujer, pero no cabe, para nada, en la Oficina de Prensa de la presidencia de Tacámbaro, donde le ha quedado grande el saco. Cierto, no tiene la culpa de estar ahí. Fue designada por el edil Octavio Aburto Inclán y con influencias que tiene en el clero político, toda vez que es sobrina del presbítero Abel Pedraza Pedraza, muy cercano al círculo de poder del obispo diocesano José Luis Castro Medellín y todos sabemos que los chicharrones de los padrecitos sí saben tronar para agandallarse recursos públicos y movidas por debajo de la mesa. Octavio Aburto Inclán, con la experiencia que tuvo el ex edil panista Nicolás Tavera Guijosa, debe saber que el ahora asesor Nico tuvo ¡4 jefas de prensa! en su administración, la primera de ese color blanquiazul en la historia de Tacámbaro. Recordemos a Tere Torres, ahora responsable de Gobernación federal en Michoacán, como la primera encargada de Prensa con Nicolás Tavera Guijosa. No pudo con el cargo y que llega Conchita Arévalo y fue peor. No había perfil para tal encomienda.

Afortunadamente para el gobierno del entonces presidente Nicolás Tavera Guijosa, se le recomienda a la periodista tacambarense María de Jesús Martínez Maldonado, con amplia experiencia como reportera y con perfil profesional, y desarrolla una labor excelente en los medios, pero encuentra piedritas con una regidora de extracción panista que, a fin de cuentas, Nico toma una desafortunada decisión y la despide del ayuntamiento, llegando la insoportable Melissa Benítez.

María de Jesús Martínez Maldonado, Marichuy, como se le conoce en el medio, no es periodista, pero sabe del oficio y es muy hábil para manejar relaciones gobierno-prensa, y esa clase de persona es la que necesita con urgencia el nefasto alcalde Octavio Aburto Inclán para que el barco, a punto de hundirse, no se vaya al fondo del agua.

Nicolás Tavera Guijosa, lo comentan funcionarios cercanos a Octavio Aburto Inclán, ya casi le da embolia para hacer entender al cerrado presidente de Tacámbaro y enmiende su errática administración, pero no rectifica.

Colocar a Lorena Razo Pedraza, sobrina del padre Abel Pedraza Pedraza, no ha sido la mejor decisión en el Departamento de Prensa. Se requiere otro perfil y ahí cabría muy bien alguien como la reportera María de Jesús Martínez Maldonado. Sería un punto bueno en medio de tantas burradas del bipolar edil Octavio Aburto Inclán…