4 marzo, 2024
ROTATIVO DIGITAL

Y…Viene la Evaluación en el ayuntamiento de Octavio Aburto Inclán…

TACÁMBARO, Mich. 25 de marzo del 2012.- Están por cumplirse los 3 meses que fijó el alcalde Octavio Aburto Inclán para evaluar a todos los servidores públicos y, dependiendo de su desempeño, despedirlos o mantenerlos en su posición.

La tarea no es fácil. Requiere de decisión política, análisis adecuado de puestos y el propósito de cumplir un compromiso de campaña que, ahora, en esta administración, es imperativo que se concrete, toda vez que algunos funcionarios andan súper mareados en el tabique y le están haciendo daño a la administración que encabeza el edil Octavio Aburto Inclán, quien, a su vez, debe tener la cabeza muy fría para evaluar su propio desempeño y procesar los mensajes de la sociedad. Regidores del ayuntamiento confirman que se recopila información de funcionarios de primer nivel para calificar su desempeño en el primer trimestre, tarea que realizará el presidente Octavio Aburto Inclán con el apoyo de los mismos regidores y apretar tuercas, correr a quien no cumpla y reubicar a otros en áreas de su perfil. Para nadie es un secreto que el ayuntamiento camina como un pesado elefante, con una abultada burocracia que es un lastre para las finanzas municipales y que repercutirá, tarde que temprano, en el proyecto de obra y el político del edil Octavio Aburto Inclán, sin olvidar el perjuicio que se haga al Partido Acción Nacional en sus intenciones de competir por la diputación federal en próximos meses. Tal parece que nadie se detiene a analizar tal situación. Como que todavía no concluyen con la fiesta del 13 de noviembre y la alegría sigue cundiendo, olvidando que gobernar es prudencia, tolerancia y planeación, ésta última sin la cabeza visible de quien era el director en el ayuntamiento, Raúl Rodríguez Castro, quien, al parecer, no se acomodó a la estructura del ayuntamiento y se ha ido. ¿Quién o quiénes seguirán en la lista de guillotinados en la presidencia de Tacámbaro? En pocos días se sabrá de qué está hecho Octavio Aburto Inclán para tomar decisiones con calma, programa y estilo preciso de gobernar a un municipio que merece resultados y no rounds de sobra que a nadie asusta, pero sí se hacen olas a un barco que navega con dificultades, a veces a oscuras.

El ejemplo concreto de novatez de este gobierno se dio con el asunto del programa de Pueblo Mágico, donde la herramienta de la política y buenos políticos no se dio desde el principio y la tormenta se le vino encima al ayuntamiento. Alguna vez comenté que una bomba estallaría en el edificio del ayuntamiento y lo califican a uno de enemigo de buenos proyectos. Improvisar e imponer, designar a torpes operadores políticos y manejar con escasa imaginación los medios de comunicación está dejando un saldo no muy bueno para este gobierno local que, todavía, puede rectificar. Es el momento de la buena política, de la tolerancia y el diálogo de frente con todos los sectores. El sentirse un dirigente que todo lo puede no funciona. Es un síntoma de que, por dentro, necesita ayuda porque se está asfixiando…