25 febrero, 2024
ROTATIVO DIGITAL

Se instala plantón indefinido de Antorcha Campesina en Tacámbaro

TACÁMBARO, Mich. 8 de junio del 2012.- “Los antorchistas tomamos la determinación de instalar desde hoy, frente al palacio municipal, un plantón pacífico, respetuoso, con carácter de indefinido, como protesta porque el alcalde Octavio Aburto Inclán se niega rotundamente a incluir en el Programa de Obras algunas de nuestras necesidades básicas”, aseguró Marcos Pérez García, líder regional de esa agrupación.

Tal como lo había manifestado ayer el Movimiento de Antorcha Campesina, luego de suspenderse el diálogo entre el gobierno local y la agrupación, esta mañana comenzó la protesta permanente frente a las oficinas del ayuntamiento de Tacámbaro para recordarle al edil Octavio Aburto Inclán que “se tome la molestia de acudir a su despacho y que tiene un compromiso ineludible con los antorchistas como parte del pueblo y, si no nos quiere escuchar, peor para él, porque la ciudadanía se dará cuenta del terrible error que cometió al elegir como su alcalde a un aprendiz de dictador”. El dirigente Marcos Pérez García manifestó que las demandas de la organización son muy sencillas, pero, apuntó, “de una gran importancia, porque servirán para mejorar las condiciones de vida de los peticionarios y de muchos ciudadanos que no pertenecen a nuestra organización, demandas que van desde la construcción de una clínica de salud en la colonia La Antorcha, la cual daría atención a numerosos usuarios de la zona”.

De igual forma, remarcó el líder antorchista, “se le solicita al alcalde Octavio Aburto Inclán la construcción de aulas para que los niños tacambarenses reciban una mejor educación, apoyo económico para maestros que tienen hasta 5 años sin recibir percepción, algunas pavimentaciones de calles y diversas electrificaciones en el municipio”. Con todo, aseveró el entrevistado, la lucha ha sido despreciada y ninguneada por el licenciado Octavio Aburto Inclán, por lo que hoy viernes se inició el plantón indefinido en el ayuntamiento de Tacámbaro, buscando que el presidente deje la sordera y busque el diálogo negociador.