26 septiembre, 2021
ROTATIVO DIGITAL

Política real…

Lic. Alfredo Castañeda Flores       Analista

16 julio 2021.-El mexicano promedio, que ya ha quedado claro que son la mayoría, desconoce todo, desde lo más elemental, básico, hasta lo más complicado y difícil de creer.

 

Como en otras entregas, he señalado que el individuo se resiste a creer lo que no se da el tiempo de analizar, de razonar, de reflexionar, según él porque nunca, jamás, tiene tiempo para lo importante, se entretiene en estupideces que a nada interesante lo conducen, esa es la razón principal del empobrecimiento económico, pero peor aún, del empobrecimiento mental de este país. La riqueza de un país,es la educación y en eso México está en la miseria.

 

Que la gente esté impreparada culturalmente es benéfico para los gobernantes, antiguos y actuales, porque una gente que desconoce lo básico es fácil de manipular y lo vemos en todas las elecciones. La gente con mayor pobreza mental es la que se presta, con sus comentarios, acciones y discusiones a los manejos políticos que se dan, llamados acuerdos o concertacesiones.

 

Así es, amable lector, los verdaderos gobernantes de un país no son los políticos ni partidos políticos, son los empresarios poderosos, ellos “recomiendan” a sus alfiles para X o Y cargos públicos, en cualquiera de los tres poderes de la Unión (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), así como en cualquiera de los tres ordenes de gobierno (federal, estatal y municipal), los empresarios, como gente con amplia y abierta mentalidad, apuestan por todos los candidatos del lugar donde residen, que les pidan ayuda, principalmente de tipo económica, desde el nominado del partido grande, hasta el del partido más pequeño e insignificante, pero como dije antes, siempre y cuando, ellos, le pidan su apoyo $$$, porque tampoco se van a ofrecer a hacerlo ellos directamente, salvo que el designado para ganar no se haya acercado a pedírselo. Una gente pensante jamás pierde, porque sabe cómo se da el manejo político y más aun en nuestro país. Por eso apuestan por varios candidatos, ideologías y partidos, porque irremediablemente uno ganará.

 

Además, sabe que con su ayuda económica durante la campaña, el ganador tiene la obligación de colocar dentro de su equipo de trabajo a gente de su confianza, que velará por sus intereses y con ello recuperar lo invertido, parafraseando al presidente, las aportaciones voluntarias entregadas.

 

No es un secreto que los grandes empresarios primero benefician al candidato X y, después, el empresario es beneficiado por esa autoridad, en muchas ocasiones ellos deciden quién será alcalde, diputado, senador, gobernador, incluso presidente de la República, de su equipo de colaboradores lo recomiendan, haciéndolo candidato. Los beneficios posteriores recibidos, van desde ser proveedores de bienes y servicios del gobierno en turno, “ganadores” de las licitaciones para la realización de obra pública convocadas o simplemente son designados ganadores sin mayor trámite.

 

Esto, desde luego que llega a tener consecuencias de distinta índole, como el caso actual de la línea 12 del metro en la Ciudad de México, donde el empresario más rico del país y uno de los top ten a nivel mundial, Carlos Slim Helú, participó en su construcción, con su empresa CICSA, cuando Marcelo Ebrard Casaubón fue jefe de Gobierno del otrora Distrito Federal y que hace unos meses el desplome de un puente provocó varios muertos, sin que hasta la fecha haya un culpable, por lo menos señalado, algunos incluso, hasta fueron destapados como presidenciables. Pues bien, en este caso concreto, el presidente en turno tiene maniatado al mayor empresario nacional, (y a otros por acciones distintas) por lo que, sin lugar a dudas, tendremos otro sexenio morenista, aunado además a que la oposición, pese a unirse tres partidos (PAN, PRI, PRD), no tienen una figura reconocida a nivel nacional que pueda dar la pelea en la contienda presidencial del 2024 y sobre todo pueda ganar.

 

Es normal que algunos empresarios, partidos y opositores de poca calidad, a diario, estén atacando los logros del gobierno actual, es un juego premeditado, pero ya se vio en las pasadas elecciones (6 de junio) que no lograron el propósito que aparentemente buscaban, simple y sencillamente son valores entendidos. Hasta Felipe Calderón, que previo y durante la campaña electoral, estuvo muy activo en las redes sociales combatiendo al presidente, después de realizadas éstas, desapareció de la escena. No dudes, inteligente lector, que ande vacacionando en algún destino turístico de renombre mundial, a costas del erario público, porque cumplió y muy bien con su labor encomendada. Aunque la gente común haya creído lo contrario y se imagine que las discusiones mediáticas entre ellos son reales.

 

Estamos a unos días (1 de agosto) de la mal llamada consulta para enjuiciar a los expresidentes vivos (tres del PRI y dos del PAN), en la cual se gastarán arriba de quinientos millones de pesos, que pudieran haberse utilizado para otra actividad o simplemente gastado, diría mi abuela, en chuchulucus, pero también es pan y circo para el pueblo bueno y sabio, con miras a las elecciones presidenciales, todo está previa y fríamente calculado y obviamente, ninguno de los cinco será enjuiciado jurídicamente, forman parte de un SISTEMA y se protegen.

 

Esta es la real política mexicana, donde son beneficiados aquellos que tienen acciones en su vida personal que pueden ser motivo de morbo o denostación social que en lugar de afectarlos, los promueve a ocupar mejores niveles dentro de la esfera gubernamental, entre más grandes y peores sean éstas, mas alto llegan (homosexuales, alcohólicos, adictos a sustancias tóxicas, acosadores, violadores, lesbianas, ninfómanas, agitadores sociales, transgresores de la ley, etc.), si lo dudas, elige a cualquiera que haya ocupado algún cargo público e investiga sus antecedentes y te darás cuenta que tiene un negro-oscuro pasado, recuerda que existe la máxima: en política, lo que parece, es. ¡Siempre vigente!