16 abril, 2021
ROTATIVO DIGITAL

Orígenes e historia de Alcohólicos Anónimos

Los orígenes de Alcohólicos Anónimos se pueden encontrar en el programa del Grupo Oxford, un movimiento religioso popular de los Estados Unidos y Canadá a principios del Siglo XX. Los miembros del Grupo Oxford practicaban un plan de mejora personal por medio de hacer inventarios personales, admitir los errores, hacer reparaciones, orar y meditar y llevar el mensaje a otros.

 

A principio de los años treinta, Rowland H., un acomodado hombre de Rhode Island, visitó al renombrado psicoanalista suizo Carl Jung para buscar ayuda con su alcoholismo. Jung determinó que el caso de Rowland no tenía solución médica y que solamente podría encontrar remedio a través de una experiencia espiritual transformadora. Jung lo encaminó hacia el Grupo Oxford.

 

Más tarde, Rowland introdujo a su paisano Edwin (“Ebby”) T. al grupo y los dos, junto con otros compañeros, pudieron finalmente alejarse de la bebida por medio de la práctica de los principios del Grupo Oxford.

 

Un antiguo compañero de escuela de Vermont de Ebby, y también compañero de tragos, era Bill W.

 

Ebby fue a visitar a su viejo amigo a su hogar en el 182 de la calle Clinton de Brooklyn, New York, para llevarle el mensaje de esperanza.

 

Bill W. había tenido mucho éxito como corredor de bolsa de Wall Street, pero su alcoholismo crónico había arruinado su prometedora carrera. Ahora, a punto de cumplir los 39 años de edad, se enteró de que su problema era irremediable, progresivo e irreversible. Había ido al Hospital Towns de Manhattan buscando tratamiento médico pero seguía bebiendo.

 

Al principio Bill se sintió poco impresionado por la historia de transformación de Ebby y las aserciones del Grupo Oxford. Pero en diciembre de 1934 después de ser ingresado nuevamente en el Hospital Towns para tratamiento, Bill tuvo una poderosa experiencia espiritual. Su depresión y desesperación desaparecieron y se sintió libre y tranquilo.

 

Bill dejó de beber y, el resto de su vida, se dedicó a llevar esa libertad y tranquilidad a otros alcohólicos. Alcohólicos Anónimos había echado raíces.

 

Continuar a 1935 – 1944

 

1935

 

Se unen al redil…

 

Un alcohólico de Nueva York tiene una visión de cómo lograr la sobriedad. Conoce a un médico de Akron de ideas afines. De su encuentro surgirá el programa de recuperación de Doce Pasos y un libro que transformará las vidas de millones de personas.

 

Bill y Lois se unen al Grupo Oxford

 

Después de su despertar espiritual en el Hospital Towns (1934), Bill W. y su esposa, Lois se unen al Grupo Oxford, un movimiento no confesional que se basa en los “Cuatro Absolutos”, honradez, pureza, generosidad y amor; y asisten a las reuniones en Calvary House, detrás de la Iglesia Episcopal del Calvario de Manhattan. Allí Bill es inspirado por el carismático párroco Dr. Samuel Shoemaker, que enfatiza más el compartimiento y la orientación personales.

 

Un viaje de negocios a Akron

 

Bill viaja a Akron, Ohio por motivos de trabajo. En la recepción del hotel se encuentra luchando con el impulso de unirse al ambiente ameno del bar. Consulta un directorio de iglesias puesto en la pared con el fin de encontrar a alguien que le dé el nombre de un alcohólico con quien hablar. Habla por teléfono con el Rev. Walter Tunks, ministro episcopaliano, que le pone en contacto con Henrietta Seiberling, miembro del Grupo Oxford, que lleva dos años intentando conducir a la sobriedad a un compañero de grupo, un eminente médico de Akron.

 

El grupo dentro del grupo

 

Se le pide a Bill que hable en una reunión de un Grupo Oxford en Calvary House. Su tema es el alcoholismo y, después de la reunión, un hombre se acerca a Bill y le dice que desea lograr la sobriedad. Bill lo invita a unirse a un pequeño grupo de alcohólicos que se juntan en la cercana Cafetería Stewart después de las reuniones.

 

Los esfuerzos de Bill para alcanzar a estos alcohólicos no tienen éxito. Pero su capacidad para ayudar a los alcohólicos crece después de recibir consejo del Dr. William Silkworth del Hospital Towns, que le sugiere sermonear menos y hablar más del alcoholismo como enfermedad.

 

El primer encuentro

 

Henrietta Seiberling, nuera del fundador del Goodyear Rubber Company, invita a Bill a la residencia de los Seiberling, donde ella vive en la casa del guarda. Le habla de las dificultades del Dr. Robert S., y el primer encuentro entre los dos hombres tiene lugar al día siguiente, Día de la Madre, 12 de mayo de 1935. En la intimidad de la biblioteca de la casa, Bill cuenta su historia e inspira al “Dr. Bob” a contar la suya. Al terminar la reunión varias horas más tarde, el Dr. Bob se da cuenta del gran apoyo espiritual que se produce cuando un alcohólico habla con otro alcohólico.

 

Las primeras amistades en Akron

 

Bill asiste con los Smith a las reuniones semanales del Grupo Oxford en la casa de T. Henry Williams y su esposa, Clarace, ambos con gran compasión por los sufrimientos de los alcohólicos. Por sugerencia de Anne, esposa del Dr. Bob, Bill se instala en la casa de los Smith en 855 Ardmore Avenue (derecha).

 

Hombres con una misión

 

El Dr. Bob tiene una recaída pero se recupera pronto. El 10 de junio de 1935, conocido generalmente como el día en que el Dr. Bob se tomó su último trago, se celebra como la fecha de la fundación de Alcohólicos Anónimos. El Dr. Bob y Bill dedican horas a formular el mejor método para alcanzar a los alcohólicos, grupo famoso por resistir instrucciones. Al darse cuenta de que la sobriedad parece más alcanzable si se toma un día a la vez en lugar de pensar en luchar toda la vida, se les ocurre el concepto de 24 horas.

 

Bill regresa a Nueva York

 

Bill regresa a Nueva York para buscar empleo, pero igual de urgente es su deseo de ayudar a otros alcohólicos. Busca candidatos en el Towns Hospital, donde encuentra a Hank P., un ambicioso hombre de negocios, que acaba siendo su primer éxito de Towns. Otro es Fitz M., sureño, hijo de un ministro. Los dos llegan a ser íntimos amigos y aliados de Bill.

 

“El hombre en la cama”

 

Deseosos de llevar el mensaje, Bill y el Dr. Bob buscan a otra persona a quien ayudar. Tras un lento comienzo, su visita al Hospital de Akron produce un candidato: Bill D., abogado. A Bill D. el mensaje le llega al corazón y promete no volver a beber nunca: promesa que cumple toda la vida. Ahora conocido como el “hombre en la cama” (así representado en un cuadro hecho por un A.A.) Bill llega a ser el tercer miembro de lo que más tarde se conocerá como Alcohólicos Anónimos.

 

Reuniones semanales en 182 Clinton

 

Para mejorar las posibilidades de recuperación de sus candidatos, Bill recibe a los alcohólicos en su casa, en 182 Clinton Street de Brooklyn. Las reuniones del martes por la noche pronto se convierten en una residencia temporal para algunos de los participantes: una parada intermedia como la iniciada por el Dr. Bob y su esposa Anne en Akron.