4 marzo, 2024
ROTATIVO DIGITAL

MARIDAJE PERVERSO

(Segunda de dos partes)

Luego de la misteriosa muerte de Luis Donaldo Colosio, candidato del PRI a la presidencia de la república, sucedida el 23 de marzo de 1994, es relevado por Ernesto Zedillo; por el PAN iba Fernández de Ceballos y de nueva cuenta Cuauhtémoc Cárdenas participaba por la izquierda mexicana.

Fue muy obvio otro “amarre” de Salinas con el jefe Diego; una vez que se realizó el primer debate entre los 3 aspirantes (Cecilia Soto del PT fue excluida), a nadie le quedó duda que el gran ganador del mismo fue Fernández de Cevallos, pero extrañamente desaparece del escenario, ausentándose por 2 semanas y desapareciendo del escaparate político nacional, permitiendo que Salinas, con su estrategia de descalificación a Cárdenas y utilizando todo su dinero, re posicionara a un Ernesto Zedillo totalmente opacado y con respiración de boca a boca lograr un sexenio más del PRI en el gobierno.

Quizás la tan cacareada alternancia hubiese sucedido en 1994, y en todo caso, el presidente no hubiese sido Fox sino Fernández de Cevallos; pero la inesperada reacción de la opinión pública ante la inusitada muerte de Luis Donado Colosio obligó un replanteamiento político de Salinas y del jefe Diego y posponer la alternancia un sexenio más.

El rumor del crimen de estado ganaba fuerza día a día entre la vox populi, por lo que entregarle la presidencia al PAN en ese año hubiese fortalecido esa teoría, por lo cual resultaba muy arriesgado y no le iban a echar un chorro de limón a la herida que sangraba profusamente en el alma nacional por tal magnicidio.

A los dueños de México les quedaba claro que el pueblo ya no quería un gobierno representado por el PRI, y la única opción que tenían era el ala ultraconservadora del PAN, tenían años acuñando el plan B solo en espera del momento adecuado para revolcarnos la gata, era evidente que no apostarían por el PRD, los rencores y enconos de Salinas fueron sistemáticos contra Cuauhtémoc Cárdenas, pues no le iba a perdonar haberle ganado en las urnas y exhibido ante los ojos del mundo como ilegitimo.

Fue así como una vez que Salinas y Fernández de Cevallos sometieron al gobierno de Zedillo a un desgaste premeditado, se generaron las condiciones para que Vicente Fox echara a patadas a las víboras y tepocatas priistas de los pinos y con ello apoderarse por 12 años del poder que, para fortuna de México, ya terminaron.

Tal alternancia jamás se podría entender sin la lucha tenaz de Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador, por justicia histórica no se le puede regatear todas las aportaciones que ha hecho el PRD a la democracia mexicana desde su nacimiento, los contrapesos en el poder legislativo han sido de mucho valor para México, ahora los temas se discuten en serio y ya no se vota más por consigna; se acabaron los tiempos del presidencialismo; las discusiones de los grandes temas nacionales que son de interés publico ahora si se analizan en serio, además que se han logrado reformas en materia electoral que si bien no son químicamente puras, ahora los procesos están regidos por un IFE relativamente ciudadanizado

Creo que ahora se puede entender mucho mejor el inmoral pragmatismo por el cual Vicente Fox y Manuel Espino se han sumado al mismo proyecto político que siempre pertenecieron. Nada más que con un traje camaleónico que les ha permitido engañar por años a los propios panistas y al pueblo de México.

Lo verdaderamente cantinflesco es que, al igual que hace 12 años, el señor de las botas pretende sacar ahora de Los Pinos a una horda de reptiles, constituida básica- mente por víboras, tepocatas y culebras prietas, la única diferencia es que ahora toda esta fauna es panista a la que él mismo perteneció. Como verán, el PAN y el PRI siempre se han puesto de acuerdo para dañar a México.

.

Por cierto, un colmillo largo y retorcido fue mostrado por Andrés Manuel en este segundo debate en el marco de la contienda presidencial; demostró ser un político de ligas mayores, ante una Josefina muy nerviosa desde el principio que se la pasó haciendo señalamientos trasnochados, que no logró hacer caer en su trampa a nadie, antes bien provocó que Quadri, que no tiene nada que hacer en la contienda, le recordara lo que todo mundo ya sabe: que ella y el PAN también pactaron con su amiga incómoda Elba Esther Gordillo. Ni modo, el que se lleva se aguanta. Por el otro lado, un Peña Nieto con mucha retórica, pero sin nada de propuesta, con un discurso desgastado como tratando de convencer a un electorado de mediados del siglo XX; pero esto lo analizaremos en otro momento.