16 abril, 2021
ROTATIVO DIGITAL

Ha contribuido el IMCED a la inclusión en las aulas en Michoacán

5 de marzo de 2021.- Muchos y muy variados temas han sido tratados durante la realización de los distintos coloquios de Educación Especial efectuados durante más de 20 años por el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación (IMCED). Cada uno de ellos ha significado un aporte importante para quienes requieren de atención educativa especializada y se ha traducido en grandes mejoras para su calidad de vida.

 

En 2002, siendo director de la institución Rogelio Raya Morales, expresó en la apertura de los trabajos del VI Coloquio que “lo que un niño con necesidades de educación especial espera de nosotros, de la sociedad, de sus maestros y compañeros y de todos aquellos que le rodean, es que lo consideren humanamente como a los demás niños. De ahí que la escuela deba adecuarse para garantizar a ese niño, especial en muchos sentidos, el derecho a la dignidad de la persona”.

 

El tema abordado durante ese evento, hace ya casi dos décadas, fue “Prevención, Discapacidad y Rezago Educativo”. Mucho énfasis se puso en aquella ocasión en que la educación especial puede ser analizada desde diferentes vertientes: desde el campo disciplinar ligado al conocimiento pedagógico; como un ámbito de investigación, de elaboración teórica de carácter multidisciplinar y como un campo profesional interdisciplinario.

 

Por eso era que la escuela se significaba como un espacio privilegiado de intervención especial, pues era la encargada de la formación en saberes básicos, valores y hábitos sociales, que dentro del ámbito de la educación especial era extenso.

 

Un año después, y en vísperas de la realización de la VII edición del Coloquio, el jefe de los programas de educación especial del IMCED, Francisco Silva Orta, advertía que todos los avances científicos, psicoanalíticos y académicos, nunca estarían de más para solucionar las graves deficiencias y marginaciones que sufren los niños en el ámbito de la educación especial.

 

El responsable de tan importantes programas puso el dedo en la llaga, al puntualizar que en Michoacán se tenían más de 220 mil casos, especialmente de niños en edad escolar, que sufrían de alguna discapacidad, ya fuera del tipo mecánico o neurológico.

 

Pese a ello, remarcó que únicamente se contaba en 2003 con mil 100 trabajadores de la educación para la atención de 9 mil niños con necesidades especiales. De dicho personal, 55 eran maestros frente a grupo, apoyados por las propias familias para buscar la solución de las necesidades educativas de los niños con capacidades diferentes.

 

Lo anterior propició que se generara la investigación y discusión para resolver los problemas a los que se enfrentaban y de esa manera encontrar opciones que permitieran una mejor integración e inclusión a la vida cotidiana.

 

De esta manera, año con año, por medio de talleres interactivos y especializados, debates, mesas de trabajo y conferencias magistrales, se han llevado a cabo los Coloquios de Educación Especial, con los que se contribuye a la construcción de propuestas sobre estrategias y alternativas de solución a las necesidades educativas especiales. Durante el evento siempre se han contemplado actividades culturales, académicas y la presentación de libros especializados en educación especial.

 

Los aportes para mejorar esta área de la educación se han ido incrementando, pues se detectó la relevancia de generar investigación y discusión para resolver los problemas a los que se enfrenta la educación especial.

 

Muchos años han pasado desde que se abrieron estos espacios en el IMCED, pero a lo largo de estos lustros, siempre está presente la propuesta de estrategias y alternativas, porque se ve necesaria una verdadera concientización entre los maestros, dado que ya no es compatible ser democráticos y tener actitudes retrógradas con respecto a los alumnos con necesidades especiales; no era demagogia decir que estos niños pueden y deben integrarse a las aulas; hoy el tema es la inclusión, puesto que existe evidencia de sus buenos resultados en sus estudios.

 

Es por esto que se ha buscado sensibilizar a los docentes a educar en la inclusión, con el esquema exitoso y que tan buenos resultados habían dado en los eventos que le precedieron; hoy los matices son diferentes, pero no así los contenidos. La pandemia por COVID-19 ha empujado a continuar ofreciendo conferencias, talleres y mesas de trabajo para la construcción de propuestas, estrategias y alternativas que den solución a las necesidades educativas especiales y a la inclusión, sólo que ahora son de gran ayuda los recursos tecnológicos y digitales que permiten proteger la salud.

 

Estamos entrando a una cultura de la inclusión; el coloquio poco a poco se ha ido transformando en uno de los más importantes del IMCED y del estado en materia de educación especial, sobre todo porque siempre ha estado dirigido a un sector poblacional marginado y descuidado dentro de los planes y programas presupuestales federales y en ocasiones estatales. Por su relevancia, esta fiesta académica se ha extendido también a las sedes Pacífico Guacamayas, Oriente Zitácuaro y en años recientes al nuevo plantel Oriente Irimbo del Instituto.

 

Un niño con necesidades de educación especial e inclusión educativa, espera de nosotros, de la sociedad, de sus maestros y compañeros y de todos aquellos que le rodean, que lo consideren humanamente como a los demás niños. De ahí que la escuela deba adecuarse para garantizar a ese niño, especial en muchos sentidos, el derecho a la dignidad de la persona.

 

Hoy estamos a la espera, en un año muy peculiar, del 17 al 19 de marzo de este año, del XXII Coloquio de Educación Especial e Inclusión Educativa, cuyo tema será “Diversidad e Igualdad de Oportunidades en Tiempos de Pandemia”, el que con la ayuda de las nuevas tecnologías, sin duda también hará grandes aportes para el mejoramiento y avance dentro de este campo de la educación.

 

Numeralia

 

  • El IMCED ha realizado 21 coloquios de educación especial
  • 1500 participantes en promedio este año
  • Se ofrecen conferencias magistrales, talleres, conversatorios y presentaciones de libros
  • Han participado conferencistas y especialistas nacionales e internacionales

COMUNICADO