23 febrero, 2021
ROTATIVO DIGITAL

Cierra año la biblioteca virtual de Zitácuaro, recibiendo la donación de 100 nuevos títulos

26 de diciembre de 2020. La Biblioteca Virtual de Zitácuaro (BVZ), asentada en el centro comunitario de La Joya, a pesar de contar con un espacio más pequeño al que  llegó a tener en  la zona cultural de ésta ciudad, además de haber realizado numerosas actividades durante esta anualidad en su mayoría de manera virtual, apoyándose de las plataformas digitales con las que cuenta como fueron las presentaciones de casi medio centenar de libros de diversos géneros entre los que destacan: la novela, el cuento, el ensayo y la poesía, y de sus programa permanentes como “la hora del cuento”, “la tertulia literaria de los jueves” o las clases de ajedrez, y además de algunas otras que recién se agregaron como “la fogata literaria”, también se erigió como un centro de acopio de libros.

 

El centro cultural en referencia cuenta con la colección de más de 30 años de la revista PROCESO, por lo que cualquier persona que requiera realizar alguna consulta informativa al respecto, tendrá la oportunidad de hacerlo con todos los cuidados de salubridad y con la seguridad de contar con los ejemplares en perfecto estado.

 

Sin embargo, también en el mes de diciembre se logró obtener un centenar de títulos de los que destacan obras de autores reconocidos como Gabriel García Márquez, Juan Rulfo, Ignacio Manuel Altamirano, Carlos Fuentes, entre muchos otros.

 

Los libros están a disposición del público en general, y solo es suficiente con solicitarlos mediante mensaje por la página de la biblioteca virtual para hacerlos llegar de manera electrónica, una vez que ya algunos han sido digitalizados.

 

En entrevista para este medio, el director de dicha área, Mtro. Tayde González Arias, mencionó que “la lectura digital es una opción, pero los libros en físico son irremplazables, por lo que contar con estos títulos permite que aun en las condiciones en las que nos encontremos la lectura es un escaparate perfecto que se puede disfrutar sin salir de casa y en familia, considero que la existencia de espacios digitales como la Biblioteca en cuestión, tiene por hacer mucho trabajo una vez que la cultura debe de seguir una promoción más amplia y diversificada, de lo contrario que corre el riesgo de que crezca en número de personas que no leen y artistas que tengan que hacer arte por no contar con espacios en los que puedan exponer su trabajo”.

 

CORRESPONSALÍA ZITACUARO