22 febrero, 2024
ROTATIVO DIGITAL

ANTENITA REGIONAL…

Luego de 8 meses de gobierno en Tacámbaro, el alcalde Octavio Aburto Inclán da señales de rectificar en los tremendos errores que cometió por la inexperiencia para administrar y la propia personalidad explosiva que manifestaba.

Por supuesto que su actitud todavía no es con todos, pero, de acuerdo a fuentes cercanas al alcalde de Tacámbaro, el edil Octavio Aburto Inclán ha reiniciado una especie de campaña para recuperar lo perdido con diversos sectores de la sociedad.

El presidente Octavio Aburto Inclán afirma constantemente que no le interesaría competir por una candidatura a la diputación local por el distrito de Tacámbaro, pero tal postura es bastante simple, porque, de por medio, las siglas del PAN como partido van a buscar tal posibilidad.

Siempre he dicho que el Partido Acción Nacional gana con mucho esfuerzo el ayuntamiento de Tacámbaro, como fue el caso de Nicolás Tavera Guijosa, y ahora con la administración de Octavio Aburto Inclán, pero en base a errores para realizar gestiones, ataques normales de la oposición y grosera relación con la prensa, el blanquiazul ha perdido el gobierno municipal. Tal panorama ya lo percibió Octavio Aburto Inclán y ahora intenta recuperar el terreno perdido y ahí necesita sacar una personalidad de diálogo, de apertura y tolerancia, no aquella déspota y cerrada que lo confrontó con diversos sectores y personas.

¿Quiénes son mejores asesores para un edil como Octavio Aburto Inclán? ¿Aquellos que le susurran a la oreja que debe mantener una actitud intolerante o aquellos funcionarios que le han dicho que cambie, que maneje el ayuntamiento con mayor calidad política? Sabemos que el presidente Octavio Aburto Inclán está rodeado de dos o tres asesores que le han dado pura mierda como consejos y eso ha sido peligroso para su administración, para su propia persona y ha impedido que los leales colaboradores, aquellos que lo aconsejan con la verdad, sean escuchados por el alcalde de Tacámbaro.

Todo ello ha derivado en diversos conflictos con personas y organizaciones, como el problema que se ha generado en Pedernales entre la jefatura de tenencia y la administración de Octavio Aburto Inclán. Esta semana va a brincar un problemón para Octavio Aburto Inclán y se lo debe de agradecer a esos arrebatos del gobierno municipal, de esos inmaduros asesores de pacotilla que no saben desactivar los conflictos antes de que se reflejen en la prensa o la sociedad.

Hay funcionarios de calidad que ya están tendiendo puentes de diálogo con la jefatura de tenencia de Pedernales y obligar al regidor Iraith para que aprenda a negociar, a tolerar a personas de otro signo político, incluso sus errores. Octavio Aburto Inclán ya ha dicho repetidas veces que aplicará el ingrediente de la tolerancia, el diálogo y la apertura para resolver problemas en el municipio. Eso lo vamos a ver con el conflicto de Pedernales…