25 febrero, 2024
ROTATIVO DIGITAL

Antenita Municipal en Tacámbaro…

Esta semana, si el alcalde de Tacámbaro no opera con suma habilidad política, es posible que se desborden dos problemas: el asunto con el jefe de tenencia de Pedernales y la bomba nuclear que representa el OOAPAS con el director general Eliseo Pedraza Saldívar.

Para el caso de Pedernales, la guerra política entre el jefe de tenencia Martín Barrera Sánchez, y el gobierno municipal que encabeza Octavio Aburto Inclán, va a brincar como una granada en los medios de comunicación y una parte de la sociedad, toda vez que la intolerancia, la falta de diálogo y la apertura de ideas, provocará otro conflicto para el ayuntamiento.

La disputa mencionada ha propiciado que el jefe de tenencia de Pedernales no asista a eventos de la presidencia o, de plano, no lo inviten del equipo de protocolo de Tacámbaro, generándose una tensión que arrojará chispas a la lumbre. Incluso, se sabe, el jefe de tenencia Martín Barrera Sánchez, sintiéndose cobijado por los grupos priistas de la región que encabeza Valentín Rodríguez Gutiérrez, directamente acude con las instancias de gobierno estatales para gestionar programas en Pedernales, mientras la administración de Octavio Aburto Inclán y sus funcionarios panistas entregan obras en esa zona sin la presencia del jefe de la tenencia cañera.

¿Hay resortes políticos en el mencionado conflicto? Por supuesto que sí. Todos los actos públicos implican intereses políticos y económicos y, en el asunto de Pedernales, se observa celo de ambas partes para negociar, conciliar, dialogar y, respetando sus posturas ideológicas, trabajar por la comunidad. Lo más seguro es que el ayuntamiento de Tacámbaro pierda puntos en ese conflicto político, donde tiene más ventaja el jefe de tenencia de Pedernales. El tiempo apremia y vamos a observar cómo maneja este asunto el edil Octavio Aburto Inclán, donde hay funcionarios que le aconsejan prudencia y negociación. Veremos…

Por el lado del organismo operador de Tacámbaro, cuyo director general es el señor Eliseo Pedraza Saldívar, también se avecina una tormenta, derivada de su novatez para coordinar una dependencia que es vital en la estructura del municipio.

Las olas de la inconformidad se empiezan a agigantar en el organismo operador con la carencia de tacto del señor Eliseo Pedraza para manejar esa dependencia y, creyendo que con el Espíritu Santo y el Cebhym va a conducir el barco del organismo operador, las cosas se empiezan a poner negras en el horizonte.

Al llegar el gobierno de Octavio Aburto Inclán al ayuntamiento de Tacámbaro, varias áreas se saturaron de personal que se contrataron por compromisos de campaña y eso ha perjudicado a dependencias como el OOAPAS de esta ciudad, donde se siente una bomba nuclear a punto de estallar.

En estos días, trabajadores del ayuntamiento pedirán una reunión urgente con el alcalde Octavio Aburto Inclán para ver la situación del organismo operador. Veremos qué pasa…