15 abril, 2021
ROTATIVO DIGITAL

A 30 años del Decreto que declara zona de monumentos históricos en Pátzcuaro

Alejandro Martínez Castañeda

 

19 de diciembre de 2020.-Este día se cumplen 30 años de que se emitió el Decreto por el que se declara una zona de monumentos históricos en la ciudad de Pátzcuaro, siendo presidente de la República, Carlos Salinas de Gortari.

El Decreto presidencial se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 19 de diciembre de 1990. Dicha zona de monumentos históricos comprende un área de 9.89 kilómetros cuadrados.

“Las características formales de la edificación de la ciudad, la relación de espacios y su estructura urbana, tal como hoy se conserva, son elocuente testimonio de excepcional valor para la historia social, política y artística en México”, expone el referido Decreto.

“Está formada por 42 manzanas que comprenden 300 edificios con valor histórico construidos entre los siglos XVI al XIX, en los que se combinaron diversas manifestaciones propias de cada etapa histórica, y de los cuales 12 fueron destinados en alguna época al culto religioso”.

“Entre ellos pueden señalarse: los conjuntos conventuales de San Agustín, de las monjas dominicas de Santa Catarina, actualmente casa de los Once Patios, San Juan de Dios, San Francisco, la Compañía de Jesús, el Sagrario, así como la parroquia de la Basílica de Nuestra Señora de la Salud y casa cural; templos del Hospital y de la Tercera Orden; santuario de Guadalupe y las capillas del Humilladero, el Calvario y Santa Catarin”, precisa el documento en cuestión.

Entre las referidas edificaciones, otros inmuebles fueron destinados a fines educativos, asistenciales, servicios y ornato público, así como para el uso de autoridades civiles; entre ellos pueden señalarse: el Ayuntamiento y el Colegio de San Nicolás; las plazas Principal, de San Agustín, San Francisco, de la Basílica, del Santuario, el Volador, San Juan de Dios, de las 7 Esquinas, de la calle del Rastro y de la Compañía; el panteón antiguo y el cementerio del Cristo.

“Los edificios restantes son inmuebles civiles de uso particular en los que sus partidos arquitectónicos, elementos formales, fisonomía urbana y características peculiares de la región, en conjunto, adquieren especial relevancia para la armonía de esta zona, cuya conservación integral es de interés nacional”, destaca el Decreto.