Home Columnas Antenita Política en la región Tacámbaro…

Antenita Política en la región Tacámbaro…

E-mail Imprimir PDF

*Octavio Aburto y la Libertad de Expresión

*Cobrar convenios en el ayuntamiento

En los primeros meses del terrible gobierno panista encabezado por Octavio Aburto Inclán, notamos síntomas en su personalidad que la relacionamos con la enfermedad mental de la bipolaridad y, así, constantemente dibujamos sus cuadros personales y de gobierno con una actitud bipolar, lo cual encabronó notablemente al que se sentía emperador de Tacámbaro.

Fue tanta la angustia de Octavio Aburto Inclán por tales críticas que, en el marco de los festejos del 7 de junio por el Día de la Libertad de Expresión, propuso que el gobierno municipal otorgaría premios a quienes verdaderamente practicaran el periodismo libre y objetivo. En pocas palabras, a su conveniencia, sometidos al juicio bipolar de su errática administración.

Cuando su gobierno elaboró convenios de difusión con diversos medios informativos, Octavio Aburto Inclán pensó, como lo hacen todos los alcaldes, que es una paga para callarse de todo, no criticar, estar sometidos a su voluntad y obedecer como gatos, lacayos o lamebotas. El ayuntamiento local paga convenios y la fiesta se lleva en paz. Si un reportero se pasa de listo y critica al ayuntamiento, inmediatamente el Departamento Jurídico, por indicaciones del alcalde gorila en turno, quita los convenios y eso pone a temblar a quienes no saben vivir de otra manera, más que lamer las botas de su amo.

Eso hizo Octavio Aburto y lo hicieron y hacen otros presidentes en turno, abusando del supuesto poder que tienen en tres años de gobierno municipal, manipulando a la prensa y obstruyendo su labor informativa.

El talón de Aquiles del gobierno municipal, en las últimas administraciones cuando ya opera la Oficina de Prensa, es la política de relaciones públicas con los medios. No ha habido constancia. Ponen a quien no da el ancho. Al amigo del cacique, poderoso, compadre o comadre. Pero ellos no tienen la culpa. Es un empleo que da el gobierno en turno y, dependiendo del balance de fuerzas en el sector de los medios de comunicación, es como fluye el apoyo para los propios medios informativos.

Si el medio de comunicación es blandito, agachón y del mismo bando, la difusión será intensa, hasta el cansancio, aburriendo a la gente, todo con el fin de cobrar el convenio. Si el medio de comunicación critica y se pasa de listo con los comentarios que hace al ayuntamiento y el gorila en turno, el convenio no se firmará y no habrá dinero.

Así de sencillo. Un convenio con la presidencia es para publicar sus boletines y cubrir eventos, con la oportunidad de criticar, por supuesto, sus errores, pero eso no se da en la realidad. Primero está la lana que el derecho a la información objetiva...

 
   
 
   
 
   
 

Banner
   
 
   
 

Aleatorio

Las familias disfuncionales incuban problemas psicológicos como el llamado autosabotaje definido como "hacer, inconscientemente, cosas que nos impiden lograr lo que deseamos. Pensamos que no nos merecemos tener éxito, por lo tanto, nuestro inconsciente hace lo necesario para afirmar ese resultado".

 

Leer más...