Home Columnas LA POLITICA EN PATZCUARO. LA “LEY BAEZ” Y LA INCONFORMIDAD DE ALGUNOS FUNCIONARIOS MUNICIPALES

LA POLITICA EN PATZCUARO. LA “LEY BAEZ” Y LA INCONFORMIDAD DE ALGUNOS FUNCIONARIOS MUNICIPALES

E-mail Imprimir PDF

Después de que el edil municipal Víctor Manuel Báez Ceja, en días pasados llevara a cabo un recorrido por las diferentes áreas del ayuntamiento y comprobando de “vista propia” que en algunas oficinas estaban ausentes algunos directores, sub directores y hasta empleados, en primer lugar llamó la atención a estos y después tomó la decisión ante la inconformidad de varios trabajadores y funcionarios, que en adelante deberán “checar tarjeta”, para de esta manera cada quien cumpla con el compromiso con la ciudadanía, ya que para eso fueron contratados y a otros se les compensó con algún puestito a pago de favores tras el apoyo en campaña, de ahí que muchos “trabajadores” deban cumplir con su compromiso con la sociedad a la cual se deben, ya que con los impuestos les pagan un buen sueldo y que no lo desquiten con trabajo, pues está kbron, dicen.

 

Con esta decisión presidencial, varios funcionarios, entre estos algunos directores, lanzaron el grito al cielo, ya que señalan que no están acostumbrados a checar tarjeta y que su trabajo es “de calle”, por lo que deben de andar en terreno realizando su trabajo, por lo que no es posible que se les obligue a checar, ya que al acudir a realizar ese trámite, pues sencillamente se atrasarían en sus labores de campo, de ahí que no les cayó nada en gracia la “Ley Báez” que los obliga a la checada.

De la misma manera, los inconformes argumentan que la decisión se debe de medir con el mismo rasero y que si los directores van a checar tarjeta o con el dedo en el reloj, lo deben hacer también los funcionarios de primer nivel, como son el secretario del ayuntamiento, el oficial mayor, el tesorero, los regidores y hasta el propio presidente municipal, que también tienen sus obligaciones de atención con los ciudadanos.

Por cierto, también hay inconformidad de algunos trabajadores porque se sienten relegados después de que en la pasada campaña apoyaron “con todo” al ahora edil reelecto Báez Ceja y en cambio, el munícipe le está dando más preferencia a algunos que no hicieron talacha en la campaña y de ahí su inconformidad y ya hasta tratan de madrugar para en su momento candidatearse para el próximo proceso electoral, o bien para un posible interinato en caso que Báez Ceja fuera el candidato a la gubernatura del Estado. Pero eso sí, desde que entró en vigor la “Ley Báez”, la mayoría de los funcionarios si no es que todos están puntuales a la hora de entrada en sus oficinas.

 

Por otra parte, en el pasado primer informe presidencial de Báez Ceja, prácticamente se dejaron venir la crema y la nata de la política, ya que estuvieron presentes funcionarios y ex funcionarios de todos los niveles, entre estos, el ex gobernador y cuatro veces presidente municipal de Morelia, Fausto Vallejo Figueroa; René Bejarano, a quien se le recuerda por un video difundido hace años a nivel nacional, también estuvieron diputados y ex diputados locales y federales, presidentes y ex presidentes municipales de Michoacán y de otros estados, representantes de diversos sectores ciudadanos e invitados especiales.

Lo anterior se puede traducir en el poder de convocatoria que tiene el edil Báez Ceja, quien desde ahora se encuentra entre los suspirantes de Morena a encabezar la planilla para contender por la gubernatura del Estado, aunque no es por demás mencionar que hay otros serios aspirantes dentro de Morena, como lo es el edil de Morelia, Raúl Morón, el propio dirigente partidista “Yeyo” Pimentel y hasta se puede colar el ex perredista Carlos Torres Piña, aunque debe de hacer muchos méritos para lograr la tan ansiada candidatura y que mientras más cerca estén los tiempos electorales, la lista de aspirantes puede crecer en Morena, pero de que Víctor Manuel Báez Ceja es de los serios aspirantes, ni duda cabe.

Por cierto, parece que ya el edil patzcuarense hizo las paces con el gobernador Silvano Aureoles, ya que se han reunido más seguido y si bien el gobernador no acudió al informe de Báez, sí mandó a un representante de lujo en la persona de Carlos Herrera, quien funge como secretario de gobierno.

Ahora, es tiempo de que se le recuerde a Aureoles Conejo sobre los compromisos que le falta por cumplir con Pátzcuaro, como es la conclusión del Libramiento Ignacio Zaragoza, ya que falta mucha iluminación, la prometida ciclo vía, las banquetas y otras promesas que hizo de voz propia cuando se dio el arranque a la rehabilitación del Libramiento hace ya aproximadamente dos años.

 

 
   
 
   
 
   
 

Banner
   
 
   
 

Aleatorio

Las familias disfuncionales incuban problemas psicológicos como el llamado autosabotaje definido como "hacer, inconscientemente, cosas que nos impiden lograr lo que deseamos. Pensamos que no nos merecemos tener éxito, por lo tanto, nuestro inconsciente hace lo necesario para afirmar ese resultado".

 

Leer más...