Home Columnas Arena suelta. “Los malvados se burlan en público de los hombres de bien y en secreto los respetan y envidian”…

Arena suelta. “Los malvados se burlan en público de los hombres de bien y en secreto los respetan y envidian”…

E-mail Imprimir PDF

Los defectos físicos para algunos son motivo de burla, una acción más que reprobable, y que debe ser condenatoria hasta su eliminación, pues aunque posiblemente eso no llegue a pasar (que se termine), sí es necesario mencionar del grado de inmadurez que debe tenerse para hacer mofa de lo que incluso pueda constituir una enfermedad que pudiese haber alterado el aspecto físico de alguien. Cuando hace falta sensatez, los dedos de muchas manos señalan acompañados de risas burlonas, que llegan a un acercamiento animal casi sin diferencia (guardando las proporciones).

 

No hace falta distraer la vista en búsquedas de lo que podemos considerar los defectos del otro, nos es tan fácil hacer comentarios despectivos de lo que para algunos no es agradable, llegando al extremo violento de señalar o fomentar que otros se adhieran a la conducta intolerante que agrande lo que nació para mal y morirá con el mismo fin. Que mente puede llamarse sana si se atreve a sentirse ideal, puro o casto y ve al otro u otros despectivamente, no sólo con desagrado, sino que  llegan a volverse incitadores de burlas.

 

Los hogares sin duda deben ser los sitios en donde se comience con clases serias, formales del respeto a los demás, la escuela debe reforzar el compañerismo y estricto apego a la pluralidad, pues mientras se abuse del pequeño por su tamaño, del niño o niña con pecas por haber nacido así, o del más alto, con mayor peso por gusto o por alguna alteración metabólica, o no se reduzcan los grados en los que sufrimos estos problemas, seguiremos teniendo tareas pendientes en los libros de texto, en los planes de estudio, pero sobre todo en cada hogar que habitamos.

 

Hace falta entendimiento entre todos pero sobre todo respeto y amor por nosotros, para denunciar abusos y abusadores, así como tiempo para que no tengan que seguir poniéndonos en los estados y países que otras naciones no recomienden visitarnos, pues los índices de violencia, los muertos, los acribillados tuvieron orígenes simples, de diferencias y carencias que de haber sido tratados o atendidos seguramente en otras condiciones nos encontraríamos.

 

No podemos permitir distraernos o gastar el tiempo en burlarnos, para comparar por algunas características que consideremos diferente, antes tendríamos que abrazar la diversidad, y comprender que la comunicación tiene como finalidad el acuerdo, que si alguien nos rebasa en estatura, en dedicación al estudio, o está un poco más bajo, es por su propia historia genética, por su vida y es su estado, lo que no le hace más o menos que todos, pero sobre todo algo que no debe importarnos a la hora de integrarnos, vivir juntos y bien formados.

 

Es increíble el modo en que se llegan a ensañar desde niños, jóvenes y ancianos para burlase de los demás, sin antes haberse mirado y detenido frente al espejo para reconocer que todos somos, genéticamente hablando y en especie hermanos, igual para trabajar, amar y vivir como personas y dejando atrás o borrar lo que encontramos por todos lados. Pues ya sea en el internet, dentro de las redes sociales que en los periódicos, en los que encontramos además de memes y cartones, alteraciones de imágenes, ediciones para mal comparar, afectar y desinformarnos.

 

La libertad debe ser bien aplicada cuando se trata de respetarnos y no se puede justificar para hablar de expresarnos, pues ser una figura pública no evita ni separa del sentir, llorar o reír como todo humano lo hace, ya sea una persona en particular, o un grupo con quien con  no compaginemos suficiente, pero antes de querer violentarnos, sería mejor separarnos y de forma respetuoso dejar hacer y dejar pasar sin afectar ni que nos afecten. Y es que, es más que de bajo argumento en tiempos de elección por ejemplo, burlarse de los lunares, la nariz o el cabello, pues los candidatos, mientras los representantes postulantes y/o en su caso triunfantes se dirijan con lealtad, honradez y apego a las solitudes del pueblo, no encuentro porqué tener que hacer o permitir que salgan risas de simplezas personales que agraden o no, son cosas y temas intrínsecos, unipersonales y de sin mayor miramiento, pues no afectan los fines sociales.

 

Hoy es tiempo, no mañana, ni pasado, de comenzar a mirarnos todos iguales con nuestras diferencias, madurando en la libertad dada para arroparnos, no sólo en las desgracias o las tristezas que tenemos, si no en cada momento en que vivimos, en lo que también debemos abonar es en conocernos más, pues somos más que cabellos, incluso más que unos ojos, o lo que por fuera se ve, pues en cada una y uno de nosotros vive un ser con capacidad de amar antes que promover el odio que pudiera comenzar a gestarse con el racismo o las burlas.

 

 

 

 

 

 

 
   
 
   
 
   
 

Banner
   
 
   
 

Aleatorio

Tal y como lo habíamos anunciado en meses anteriores, las personas físicas, cuyos ingresos en el ejercicio anterior fueron mayores al millón de pesos, tendrán la obligación de realizar sus pagos de impuestos federales a partir del periodo agosto de 2012 y cuyo plazo vence en septiembre, a través del servicio de declaraciones y pagos.

 

Leer más...